Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

San Vicente de la Barquera

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Pueblos
linea
san-vicente-de-la-barquera

San Vicente de la Barquera es la capital del municipio con el mismo nombre, se encuentra en la comarca Costa Occidental, en Cantabria. Limita con el mar Cantábrico y los municipios de Valdáliga, Herrerías y Val de San Vicente.

Este municipio está compuesto por la localidades de Abaño, La Acebosa, El Barcenal, Gandarilla, Hortigal, Los Llaos, La Revilla, San Vicente de la Barquera y Santillán-Boria.

San Vicente de la Barquera tiene una población de 3446 habitantes y se encuentra situado a 15 metros de altitud y a 60 km de Santander. Podemos disfrutar de la puebla vieja y edificios como la iglesia de Santa María de los Ángeles de San Vicente de la Barquera, el antiguo convento de San Luis, el Castillo del Rey, la capilla de la Virgen de la Barquera, el faro de Punta Silla, el Hospital de la Concepción, la torre del Preboste, el palacio de la Familia de los Corro o el fuerte de Santa Cruz de Suaz.

También podemos visitar el Parque Natural de Oyambre (que ocupa el 80 % del territorio municipal), las playas de La Fuente, La Maza, El Tostadero o El Rosal, El Cabo-Guerra y la de Merón, las marismas de Pombo y de Rubín y la ría de San Vicente.

Además por este pueblo pasa la Ruta Lebaniega del Camino de Santiago de la Costa.

En San Vicente de la Barquera se celebran las festividades de San Vicente Mártir el 22 de Enero, Nuestra Señora del Carmen el 16 de Julio, Las Fiestas de la Folía el segundo domingo siguiente a la Semana Santa y La Barquera y el Mozucu el 8 y 9 de Septiembre.

HISTORIA
Vestigios encontrados en torno esta localidad como el yacimiento megalítico de El Barcenal demuestran que, en la prehistoria, más concretamente en la Edad de Bronce San Vicente ya estuvo poblado por humanos. Posteriormente en periodo prerromano fue habitado por la tribu de cántabros conocida como orgenomescos (entre Liébana y el mar).

En período romano Portus Vereasueca se situaba en la zona que actualmente ocupa la villa. Este poblado probablemente fue abandonado por el ataque de pueblos bárbaros en el siglo V (como en el resto de la costa cántabra). Ya en la etapa Medieval se se cree que fue construido el castillo, en torno a él, se repobló y se fortificó la zona, esto sucedió entre los años 730 y 756 de la mano de Alfonso I, primer rey del reino Astur-Leonés.

En el siglo XIII, se produce el auge de San Vicente de la Barquera, Alfonso VIII otorga fueros a los pobladores de la villa, produciéndose una explosión demográfica, que es lo que quería el monarca además de fomentar la actividad de este estratégico lugar. Comenzó en este momento el comercio marítimo con la explotación de riquezas de la ría y del mar.

En el siglo XIV se incorporó al proceso de señorialización que se estaba llevando a cabo y fue otorgada al infante don Pedro, hermano de Fernando IV. Lo heredó doña Blanca, pero posteriormente este régimen desapareció. Aún así, San Vicente recibía el apoyo y el privilegio de los Reyes, como es la exculpación del servicio militar terrestre de los marineros y pescadores y la eliminación de algunos impuestos entre otros.

La cofradía de los mareantes se ocupaba del comercio y de la pesca (de la seguridad y los sistemas de auxilio, de la regulación costera, de la elección de cofrades…) además adoptó el nombre del patrono.

A lo largo del siglo XV se construyó Santa María de los Ángeles y en el año 1578 se restauró el castillo (que fue destruido en la Guerra de la Independencia), construyéndose de nuevos sobre la fortaleza medieval. En el siglo XV la villa se ve sumida en una crisis provocada por dos razones, los incendios (1484 y 1563) y la peste (finales siglo XV). Tras el segundo incendio se construye la muralla de La Amparanza  y se reparan los puentes de La Maza (finales del siglo XVI) y el de Tras San Vicente (en 1799).

La economía  y la industria pesquera decayeron con la llegada de los últimos Austrias y Borbones, produciéndose también un descenso de la población, en el año 1753 contaba con tan sólo 600 habitantes.

San Vicente fue capital de la Hermandad de las Cuatro Villas de la Mar (compuesta por San Vicente de la Barquera, Santander, Laredo y Castro Urdiales) e intervino en la creación de ordenanzas de la provincia de Cantabria (1779) participando activamente en las Juntas de Puente San Miguel.

Desde el año 1822 se constituyó como ayuntamiento constitucional y pasa a formar parte del partido judicial de Comillas hasta 1835. En este año San Vicente  aparece como cabeza de partido judicial incluyendo Valdáliga, Peñarrubia, Lamasón, Herrerías, Rionansa y Val de San Vicente. Posteriormente también se agregó Liébana a su jurisdicción.

En 1973 se anunció la construcción de una central nuclear en Santillán, la empresa Electra de Viesgo adquirió los terrenos necesarios y los sondeó para estudiar si era viable el proyecto pero en 1982 debido a la oposición política y social de cántabros y asturianos se abandonó el proyecto.



Escribe un comentario