Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Val de San Vicente

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Pueblos
lineaval-de-san-vicente

Este municipio situado a 50 metros de altitud, limita al norte con el Mar Cantábrico, al este con San Vicente de la Barquera, al sur con Herrerías y al oeste con el concejo asturiano de Ribadedeva. Tiene una población de 2670 habitantes, de los cuales 376 se localizan en Pesués, la capital de este municipio perteneciente a la comarca cántabra conocida como Costa Occidental y que dista 65 km de Santander.

Este municipio está compuesto por la localidades de Abanillas, Estrada, Helgueras, Luey, Molleda, Muñorrodero, Pechón, Pesués, Portillo, Prellezo, Prío, San Pedro de las Baheras, Serdio y Unquera.

En Pesués podemos disfrutar de arquitectura decimonónica cuyo ejemplo más destacado es “La Azotea” y de las ruinas de San Pedro de Pesués, destruida en la Guerra Civil.

En esta localidad se celebran la festividad de San Pedro Advíncula o San Pedrucu el día 1 de Agosto, la fiesta del Tomate  el primer viernes de Septiembre y los Santos Mártires el día 30 de Agosto.

HISTORIA

Por algunos de los vestigios y yacimientos arqueológicos hallados en algunos de los pueblos del municipio y en otros próximos como son las cavidades del Pindal, de las Cabras y del Rejo o las pinturas rupestres de Fuente del Salín, podemos determinar que, desde el paleolítico, estos territorios han estado habitados. Estos pobladores eran cazadores y además vivían de la pesca y de la recolección.

Tras estos, la zona estuvo ocupada por los orgenomescos, un grupo de indígenas prerromanos. Vivían básicamente de sus cultivo, lo que no se tiene claro es su ubicación. Algunos investigadores creen que vivían en el entorno del Tina Mayor, otros, por el contrario, opinan que era entorno al Tina Menor.

En el periodo romano, dos grandes calzadas cruzaban este municipio, La Via Agrippa y la Itinera Antigua. La primera comunicaba Estrada con Asturias con un itinerario por la costa, posteriormente la utilizaron los peregrinos como ruta jacobea costera e incluso se cree que este camino fue recorrido por el Emperador Carlos V en el año 1517, cuando realizaba su primer viaje por el país. La Via Itinera Antigua se cruzaba con la anterior en Estrada y, atravesando el valle del Nansa, unía el puerto de San Vicente y la meseta castellana.

En la Edad Media, estos territorios pertenecían a las Asturias de Santillana, sus gentes eran de behetría y poseían beneficios por los cuales elegían a su señor libremente. El Apeo de 1404 hace que los dominios señoriales de la Casa de la Vega y Castañeda se extiendan y la familia Castañeda se hace con la jurisdicción de los Concejos de Val de San Vicente por privilegios. El señorío se mantiene a lo largo de la Edad Moderna.

También tuvo importancia en el siglo IX un linaje local, la Casa Estrada cuyo núcleo jurisdiccional lo establecieron en la Torre ubicada en la población de Estrada.

Entre los siglo XV y XIX, los marqueses elegían los alcaldes mayores y corregidores encargados de la jurisdicción civil y criminal, esto también ocurría en Rionansa y Tudanca. A partir de 1814 el encargado de designarlos fue Fernando VII.

Fue durante pocos años, porque en el año 1822 se creó un ayuntamiento constitucional que se integró en el partido judicial de Puentenansa. El municipio no estaba por las mismas localidades, Estrada y Unquera entraron a formar parte de este ayuntamiento en el año 1835. Se nombró Pesués como capital y se adscribió al partido judicial de San Vicente de la Barquera, manteniéndose todo igual hasta el día de hoy.

En 1973 se anunció la construcción de una central nuclear en Santillán, la empresa Electra de Viesgo adquirió los terrenos necesarios (en los municipios de San Vicente de la Barquera y Val de San Vicente) y los sondeó para estudiar si era viable el proyecto pero en 1982 debido a la oposición política y social de cántabros y asturianos se abandonó el proyecto.



Escribe un comentario