Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Palacete, Castillo y Jardines de Ocharan en Castro Urdiales

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslinea

Palacete, Castillo y Jardines de Ocharan
LOCALIZACIÓN

El conjunto del Palacete, Castillo-Observatorio y los Jardines de los Ocharán se encuentra en pleno casco urbano de la bella villa costera de Castro Urdiales, en la Calle Menéndez Pelayo y entre el castillo y el palacio, pasa la calle Leonardo Rucabado. El conjunto está cerca del Chalet de los San Martín, la Residencia de Pedro Velarde, la Casa Isidra del Cerro, la Casa o chalet Sotileza y la Casa de “Los Chelines”.

HISTORIA
Luis de Ocharán encargó la construcción del conjunto a principios del siglo XX al arquitecto castreño Eladio Laredo y escogió un lugar inmejorable desde el que además podía ver cómo descargaban sus barcos en el muelle que, precisamente, se conoce como Muelle de Don Luis.

Dicho paraje recibió el nombre de “Toki-Eder” que quiere decir “hermoso lugar” en euskera, y realmente merece el nombre, ya que dentro de la finca se encuentra el espléndido Jardín Histórico llamado Jardines de los Ocharán.

El palacio se construyó en el año 1901 y el castillo-observatorio, posteriormente, en 1914.

En 1984 el conjunto fue declarado Monumento Histórico y en 1985, Bien de Interés Cultural.

ARQUITECTURA
Hablemos del palacio y del castillo-observatorio de forma separada.

El palacio o palacete es de estilo ecléctico y fue concebido a la manera palladina, al estilo de las villas italianas del renacimiento, con fachada porticada enmarcada por columnas clásicas de doble hilera haciendo que parezca un templete y con una escalera lateral de doble acceso. Se trata de un edificio de 4 alturas con una torre cuadrangular de carácter clásico y tejado a cuatro aguas.

Destaca su fachada principal que se asienta sobre una superficie de mampostería cubierta de hiedra con unos vanos circulares con rejas. En la primera planta destacan las diez columnas jónicas que soportan la terraza del segundo pico y que asemejan a un templo clásico. Entre el segundo y tercer piso podemos apreciar un hermoso friso cerámico que adorna la fachada.

El castillo se encuentra al otro lado de la Calle Leonardo Rucabado, antigua vía del ferrocarril. Es de inspiración neomudéjar y neogótica y se encuentra rodeado por una muralla almenada que confiere al conjunto del castillo y sus jardines una ambientación medieval. Destacan sus torres almenadas y sus vanos con arco de herradura. El observatorio es un pabellón de estilo oriental.



Escribe un comentario