Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Anero

Localización

La Iglesia de San Félix está ubicada en la localidad de Anero del municipio de Ribamontán al Monte en la comunidad de Cantabria.

Historia

La Iglesia Parroquial de San Félix inicio su construcción en el siglo XV y se le han ido aumentando elementos a los largo del tiempo hasta nuestros días.

El templo consta de una nave de tres tramos, el tramo del crucero, la cabecera rectangular y el coro alto a los pies. El crucero es la parte más antigua de la iglesia, en este sector podemos apreciar pilares góticos que datan de la segunda mitad del siglo XV; aquí en el crucero se encuentran las capillas menores. Esta área de la iglesia se une a la cabecera mediante pilares cajeados del siglo XVII.

Como mencionamos anteriormente el templo cuenta con dos capillas, cada una con su propia sacristía. La capilla que está del lado del evangelio inicio su construcción en 1640 con las donaciones de Juan Bautista Raigada Sota. Dedicada a Santa Teresa custodia un edículo rematado con un escudo de armas de la familia Raigada. Aquí hay también un retablo pre churrigueresco de mediados del siglo XVII.

Hacia el lado de la epístola se encuentra una capilla construida a comienzos del siglo XVII; esta capilla guarda un aguamandil, que fue creado por Francisco de Agüero en el año 1723, al igual que dos retablos, uno contra reformista de inicios del siglo XVII y el otro churrigueresco de los primeros años del siglo XVIII.

El retablo mayor de la iglesia fue construido en 1630 y es de estilo contra reformista.

Servicios

La Iglesia Parroquial de San Félix está abierta al culto.

 

Localización

El Palacio de Falla está situado en el barrio de El Escajal de la localidad de Anero en el municipio de Ribamontán al Monte.

Historia

El Palacio de Falla fue construido alrededor de 1920. Esta es una construcción de planta cuadrangular y de estilo regionalista bajo la tradición de la época impuesta por el arquitecto Leonardo Rucabado.

La casa cuenta con una triple arcada que abre paso a un soportal. Podemos apreciar la presencia de sillares en los esquinales. Siendo notorios unos aleros bastante pronunciados. La solana, la decoración de bolas, los cortavientos son elementos clásicos del estilo regionalista que se ven plasmados en esta edificación majestuosa del siglo XIX.

Es notoria la intensión de fusionar la casa con la naturaleza debido al resaltante jardín al puro estilo francés en donde la fuente se encuentra en el centro del mismo obteniendo así el protagonismo. Las palmeras son otro detalle que no puede faltar en las casas de la época.