Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Iglesia de Santa María en Piasca

iglesia-de-santa-maria-de-piasca

Localización

La Iglesia de Santa María se encuentra ubicada en la localidad de Piasca del municipio de cabezón de Liebana en Cantabria.

Historia

La Iglesia de Santa María de Piasca fue construida durante el siglo XI con mampostería y sillares en las esquinas, arcos, contrafuertes y vanos. Esta obra fue realizada por el maestro Covaterio.

El templo tiene forma rectangular formada por tres naves. La Iglesia presenta dos accesos estando el principal a los pies de la nave central, una entrada de menores dimensiones se abre en el lado sur. Ambas portadas son el reflejo del estilo romántico puro ya que cuenta con una variada iconografía y la calidad de las  tallas.

En el interior observamos el arco toral de medio punto del transepto que es bastante alto y un arco triunfal apuntado entre los cuales se encuentra el crucero, el de mayor altura de toda la iglesia.

La portada oeste cuenta con un muro muy ancho con una puerta profunda decorada con varias arquivoltas y capiteles, la puerta también está protegida por un guardapolvo en el que aparece un zarcillo sinuoso y una moldura.

La decoración de la primera y tercera arquivolta presenta hojas de acanto, la segunda es completamente lisa y la cuarta está decorada con un león, un guerrero, músicos tocando un arpa y otros tocando una especie de laúd, dovelas con motivos vegetales, la cabeza de un perro, una cabeza de monje, una cabeza barbada y un león.

Los capiteles empezando del lado izquierdo de la puerta, representan: el primero, una anfisbena que es un  animal fantástico que se uso poco durante el periodo románico, esta se encuentra entre dos tallos entrelazados. El segundo capitel tiene dos centauros enfrentados, uno lleva espada y escudo mientras el otro se está sosteniendo del escudo del primero, también vemos tallos vegetales y un cimacio

En el tercer capitel están representados un grifo con cuerpo de serpiente y una erinia, en el cimacio, entre los vegetales representados aquí hay una paloma.

El cuarto capitel, un tanto deteriorado, tiene representado un caballero que sostiene las riendas de su caballo mientras que con la otra se despide. El último capitel está completamente destrozado.

Hacia el lado derecho de la puerta, comenzando desde afuera nos muestra en el primer capitel un motivo idéntico al del lado izquierdo de la portada.  El segundo capitel cuenta con grifos enfrentados con las patas delanteras levantadas envueltos en tallos que surgen de una cabeza que se encuentra en la parte inferior.

El tercer capitel tiene motivos vegetales, hojas de acanto con las puntas dobladas. El cuarto aunque roto nos deja ver una mujer embarazada de pie, otra de una persona sentada y al lado de este un ángel con la cabeza baja. El quinto y último capitel está completamente decorado con acantos.

Las columnas de esta portada oeste son lisas con excepción de la cuarta que presenta al arcángel San Miguel luchando con el dragón.

Sobre esta portada hay un nicho que tiene tres espacios en los que se encuentran las esculturas de San Pedro, la Virgen con el niño y San Pablo. Las figuras están realizadas bajo el estilo romántico

En la portada ubicada en el Sur encontramos la puerta de El Cuerno que daba acceso al claustro del monasterio. Esta puerta es más pequeña y cuenta con dos  arquivoltas de medio punto pero estas están finamente decoradas. La exterior está decorada con hojas de acanto y la segunda presenta una escena de fragua, en ella un hombre aparece golpeando algo con un martillo y otro sopla un fuelle, otra escena nos muestra alguien sentado con un libro y enfrente un ángel, otros dos están cociendo una túnica, en otra vemos a una mujer semejando una Celestina que empuja a otra mujer que forma una pareja con un hombre el que la esta besando, una escena más nos enseña a dos músicos tocando un rabel con un arco, monjes encapuchados que sujetan algo  alargado.

Los capiteles y cimacios también se encuentran decorados con varias escenas interesantes y aunque un tanto deteriorados se les puede observar con cierta claridad.

La cabecera de la Iglesia de Santa María de Piasca tenía antiguamente tres ábsides, actualmente solo quedan dos de ellos y en el lugar donde debió estar un tercero, hacia el noroeste, se encuentra ahora un recinto que cumple la función de sacristía.

El ábside izquierdo tiene una forma semicircular y fabricado con sillería, este está dividido por dos líneas de imposta que también rodean sus contrafuertes. En este ábside podemos ves una ventana apuntada con dos arcos. La decoración del ábside se encuentra bastante erosionada pero se puede ver un cárabo o lechuza en uno de sus canecillos y algunas figuras humanas tocando un cuerno.

El ábside del centro ha tenido varias reformas, inicialmente contaba con tres ventanales los cuales fueron tapiados. Cuenta con una bella cornisa decorada de la época romántica, esta se divide en tres partes  separadas por contrafuertes. Los motivos que se ven representados aquí son diversos al igual que en las portadas. Así podemos observar grifos, sirenas, luchas de centauros, una bailarina o contorsionista, etc. Actualmente se han retirado los canecillos, metopas y capiteles para su restauración.

En este ábside también cabe destacar las dos arquerías ubicadas a los lados del presbiterio.

La Iglesia de Santa María de Piasca  fue declarada Monumento Nacional el 4 de julio de 1930.

Servicios

La Iglesia de Santa María de Piasca se encuentra abierta al culto.



Escribe un comentario