Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Fuertes de Santoña: Napoleón, San Carlos y San Martín

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslineafuertes-de-santoña

LOCALIZACIÓN
Los fuertes de Santoña son tres estructuras militares defensivas antiguas que se encuentran en tres distintos puntos del mismo monte, el Monte Buciero. Los Fuertes de San Carlos y San Martín se sitúan cerca el uno del otro, al sur del monte, cerca de la playa de San Martín, protegiendo la entrada a la bahía. El Fuerte de Napoleón, se encuentra más alto en el monte, y más al norte, ya que defendía la Playa de Berria y el norte de la localidad.

HISTORIA
En 1639, durante la guerra entre franceses y españoles, Santoña sufrió el mayor ataque de la historia de la villa ya que los barcos franceses se adentraron en la bahía sin apenas esfuerzo debido a la inexistencia de fuertes de defensa. Por ello, se empezó a renovar el sistema defensivo de la zona, y en 1689 ya estaban construidos los Fuertes de San Carlos (construido en 1168 sobre el antiguo Castillo de la Torrecilla y llamado así en honor al rey Carlos II) y San Martín.

Sin embargo, en 1719, una expedición anglo-francesa llegó por detrás, por el norte, a la playa de Berria y acabaron rápidamente con las débiles baterías que allí había de forma que llegaron fácilmente al pueblo y lo saquearon.

Posteriormente, a principios del siglo XIX, Santoña fue invadida por el ejército de Napoleón, quien mejoró la defensa de la localidad y construyó el Fuerte del Mazo y el Fuerte Imperial, denominado comúnmente Fuerte de Napoleón. Éste último fue derruido a principios del siglo XX para construir el Penal del Dueso por lo que el denominado Fuerte de Napoleón pasó a ser el Fuerte del Mazo.

LOS FUERTES
Los tres fuertes han sido declarados Monumentos Históricos y Bienes de Interés Cultural a principios de la década de 1990.

El Fuerte de San Carlos es el más antiguo de los tres y es un edificio de dos niveles. El nivel bajo, construido en sillería de caliza, tiene un gran galería en forma de ele con vanos abocinados para los cañones. En el piso superior, había distintos edificios, como alguna vivienda o el polvorín.

El Fuerte de San Martín es una edificación construida en forma de herradura y consta también de dos pisos. Se conserva también un edificio exento al cuartel que era la casa de oficiales. El estructura está construida con grandes sillares de arenisca por el frente sur y de caliza por el frente oeste.

El Fuerte del Mazo o de Napoleón es más pequeño que los dos anteriores, porque aunque fue pensado para ser el más grande de la zona y constaba de diferentes edificios, pero nunca fue terminado. Se conservan algunos edificios que servían de alojamiento a los oficiales y soldados y la Batería Rouget, construida en 1811. También se conserva la garita de guardia, única de esta época en Cantabria.

VÍDEO DE LOS FUERTES DE SANTOÑA:



Escribe un comentario