Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Iglesia de San Martín de Quevedo

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslineaiglesia-de-san-martin-de-quevedo

La Iglesia de San Martín de Quevedo se encuentra ubicada en el pueblo de San Martín de Quevedo, de ahí su nombre, que se encuentra, a su vez, dentro del municipio de Molledo, en la Comarca del Besaya.

Poco se puede atisbar de su historia, aunque parece oscilar bajo las órbitas del monasterio de Cervatos o de Santillana; incluso, haber sido iglesia particular de la casa de Quevedo. En ciertos aspectos, como los canecillos, posee un parentesco con el estilo de Cervatos, sin que se pueda ir más allá de una influencia indirecta de los maestros de la Colegiata campurriana sobre los que labran en Quevedo.

Es un monumento reducido, humilde y popular, de una sola nave, presbiterio y ábside circular. Estas dos últimas partes del edificio se conservan casi intactas en su fábrica románica, habiéndose modificado, por contra, parte de los muros de la nave mediante reformas y añadidos. La transformación de los muros se debe a la colocación de las capillas en la zona sur, quizás debido a la ruina del muro norte, que ha perdido también sus antiguos canecillos románicos. Tanto el ábside, como los muros del presbiterio, llevan sillería perfectamente terminada. Culminan con una cornisa prismática, sin decoración alguna, sostenida por canecillos. El ábside no tiene ventana románica y tampoco los muros del presbiterio. Destaca también la inexistencia de contrafuertes.

Dentro, están bien conservados el ábside y el presbiterio, así como el arco triunfal. El resto de los muros de la nave son en parte románicos, pero han sido destrozados por las reconstrucciones posteriores. El ábside se cubre con bóveda de cascarón en arco de medio punto. El arco triunfal, también de medio punto, es doblado y apoya sobre fuertes cimacios con decoración en ambos lados de palmas, inscritas en semicírculos. El capitel izquierdo, intacto, está formado por cabezas masculinas, con luengas barbas; el derecho, lleva dos parejas de aves afrontadas que sostienen ambas, peces. La ventana interior del ábside lleva también dos capiteles decorados. Conserva en el baptisterio la pila románica decorada con arcos de medio punto que apoyan en cimacios simples. En las enjutas de estos arcos hay emblemas destacando un árbol, un pájaro, un martillo, una hoja, etc.

Este templo románico fue construido en el siglo XII y es la iglesia parroquial del pueblo de San Martín de Quevedo. Posteriormente, en el siglo XVIII, la iglesia sufrió una reforma en la que fue ampliada con la construcción de varias capillas en el muro sur.

Destaca el ábside decorado con canecillo y capiteles con motivos eróticos semejantes a los de la Colegiata de San Pedro de Cervatos. En el entorno del templo se descubrieron restos de una necrópolis de la alta edad media con tumbas de lajas.



Escribe un comentario