Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Cantabria y Picos de Europa

potes

La geografía de Cantabria viene siendo una de las joyas naturales para los amantes de los deportes de montaña de todo el país. El pico más alto es Torre Blanca de 2.619 metros y se encuentra en el Macizo Central de los Picos de Europa o macizo de los Urrieles, está en la frontera entre las provincias de León y Cantabria. Cantabria cuenta con pueblos de montaña donde perderse y encontrarse en paz con uno mismo, muchos de estos lugares que aúnan tradición con modernidad adaptados a las necesidades del siglo XXI. Si estás pensando en realizar una escapada a Cantabria, en esta página web puedes reservar tu alojamiento en la provincia de Cantabria para tus vacaciones en la montaña.

Tres grandes macizos conforman Los picos de Europa. Declarado Reserva de la biosfera en el año 2002 se trata de uno de los Parques Naturales más importantes de todo el país. Está constituido por 64.000 hectáreas,  abarcando terreno en Asturias, Cantabria y Castilla y León. Cientos de cotas de más de 200 metros abriéndose paso hacia el cielo conformando múltiples cañones, simas y cuevas típicas del lugar, producidas por  una marcada orografía kárstica. Los lagos de Covadonga, pertenecientes a la parte asturiana del Parque Nacional de los Picos de Europa es un lugar de peregrinación del camino Mariano, y uno de los puntos turísticos más visitados. El Parque y las poblaciones de alrededores poseen refugios de montaña, y un Hotel; el Refugio Hotel de Áliva en una ladera idílica de la cara Este.

Fuente Dé a 28 km de Potes, en el Valle de Liébana, es la estación del teleférico que nos llevará a través de las nubes, hasta 800 metros más alto hasta la montaña, las vistas son estupendas y preciosas en especial al atardecer. Muy cerca de Potes está el monasterio de Santo Toribio de Liébana, un lugar de arquitectura bella, y rica historia donde la tradición cuenta que está el trozo más grande de la cruz verdadera. Esta región tiene muchos pueblos emblemáticos que encierran entre sus calles toda la magia y sabiduría de sus tradiciones ancestrales.

La gastronomía de la región puede conocerse en rincones con encanto donde poder degustar unos buenos quesos de la zona o un cocido lebaniego o sobaos pasiegos, platos contundentes con denominación de origen que compiten directamente con los platos de la costa, como es su marisco y sus pescados que puedes saborear en Santander. La capital cántabra es una bella ciudad anclada en una bahía del Mar Cantábrico. Lugar de paso para viajeros y mercancías, este es uno de los principales puertos del norte de España. El turismo de nivel que ofrece gracias a una de las costas más bellas del norte, es el motor de la economía de la cornisa cántabra, ofreciendo el lugar un espacio atractivo para el ambiente estival, cultural y de ocio. La playa también se presta a un buen escenario para los amantes de la vela, windsurf o el surf que pueden disfrutar de importantes eventos y campeonatos durante distintas estaciones del año.



Escribe un comentario