Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Qué ver en Liérganes

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslinea cruz_de_somarriba

Localización

La Cruz de Somarriba  se encuentra ubicada en el pueblo de Pámanes del municipio de Liérganes en Cantabria.

Historia

La Cruz de Somarriba es de un claro estilo barroco aunque n ningún lugar consta fecha de su construcción.

La Cruz de Somarriba marca el límite occidental de Trasmiera y el inicio de las tierras de las Asturias de Santillana; es decir marca la división entre Cantabria oriental y Cantabria occidental.

Este monumento encierra una leyenda que lo hace más resaltante. La leyenda cuenta  que El Rey, como agradecimiento, le concedería a don Juan de Agüero, el privilegio de hacer noble a toda aquella tierra que pudiera recorrer en un solo día, de sol a sol, a lomos de su caballo.

Don Juan partió de Agüero en su caballo y anduvo  cabalgando rápidamente hasta la entrada del pueblo de Pámanes, hasta donde se encuentra la Cruz del Avellano (actualmente), entre San Vitores y Pámanes. Justo ahí, su caballo agotado se tumbo sin poder andar más y murió.

Los habitantes del pueblo vecino a donde el caballo había caído para verse beneficiados del regalo que se le hacía a Don Juan decidieron arrastrar al caballo hasta donde hoy se halla la Cruz de Somarriba consiguiendo así que su pueblo sea el limite concedido por el Rey. A partir de ese acontecimiento a los lugareños de esta zona se les llamarían “los arrastrados” y nacería el siguiente dicho popular: “Los de Pámanes trasmeranos de los arrastraos, los emboronaos de los de tercia y puñao.”

Un hecho que se relaciona con la leyenda es la exención del impuesto de alcabalas a Trasmiera lograda por Pedro González de Agüero en el siglo XIV.

Don José María de Pereda, escritor realista y costumbrista cántabro, en su obra Escritos de Juventud dentro del relato corto titulado La Cruz de Pámanes hace mención a la Cruz de Somarriba en un relato fechado en 1859.

Ponemos en su conocimiento un breve extracto de dicho relato:  » La atención de Pámanes, pues, directamente estaba fija en sus panojas, en sus ganados, en sus patatas y en su Cruz; porque sin Cruz no se concibe a Pámanes, como no se concibe a Roma sin Capitolio, a la China sin su muralla, a Rodas sin su Coloso, a España sin arrogancia, a El Escorial sin monasterio y a Cayetano sin suscriptores. La Cruz de Pámanes, tal cual hoy es, de tosca piedra, ennegrecida por los rigores de la intemperie, tiene una historia llena de interesantes episodios que se pierden entre el polvo de los más añejos pergaminos del tiempo del feudalismo.»

cruz_somarriba_pamanes

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslineacasa_rubalcaba

Localización

La casona de Miera-Rubalcaba está ubicada en el pueblo de Rubalcaba en el municipio de Liérganes en Cantabria.

Historia

La casa de Miera Rubalcaba fue mandada a construir por Felipe García de Miera Rubalcaba y Velasco en el siglo XVIII. Este edificio destaca por la gran cruz situada en una de las esquinas de la propiedad.

Esta casa esta edificada mayormente en sillería, cuenta con dos plantas de altura mezclando estilos entre el clásico y el barroco. En esta podemos apreciar arcos en el interior destacando el escudo familiar y el balcón.

El balcón está dispuesto de manera poco común según el estilo de arquitectura montañesa.  Este se encuentra en la esquina del inmueble dotando a la casa de una asimetría que llama la atención de los visitantes.  El balcón esta rematado en venera lo cual parece ser de una fecha posterior a la construcción de la casa, con la solana de la esquina contigua ocurre lo mismo, parece haber sido añadida con posterioridad.

El escudo que aparece en la fachada esta perfectamente bien conservado destacando las armas de las familias Miera, Rubalcaba, Velasco, Riba y Agüero. Las cuales citaremos a continuación:

Miera: dos castillos donjonados y dos árboles sur- montados de luceros colocados en forma alterna.

Rubalcaba: torre de cuya ventana sale una dama y un guerrero lanceando una sierpe, acompañado de dos perros.

Velasco: siete órdenes de veros.

Riba: torre sobre la que luchan dos grifos, apoyados en sendos árboles uno a cada lado de la torre.

Agüero: en el mantel, banda acompañada de tres órdenes de veros, corona y sobre ella lucero y un grifo rampante.

Las armas están escoltadas por dos leones con variada presencia de amores, máscaras, tritones y lambrequines por adorno.

 

 

Ha documentación de 1635 donde existe la declaración de un pariente Gabriel de Rubalcaba en la cual se afirma que la casa ha pertenecido a la familia por más de 300 años.

También, como dato curioso, encontramos que la familia tuvo dos incidentes con el pueblo de Liérganes. El primero lo situamos en el año 1772 en el que Bartolomé de Miera Rubalcaba Velasco, intentó edificar su casa en Piedra Blanca; a lo que los vecinos reaccionaron tocando con fuerza las campanas y armados de martillos, hachas y azadas demolieron la obra que empezaba a ejecutarse arrancándola de sus cimientos.

El segundo incidente involucra a la misma persona que quiso construir dos cabañas para el ganado; nuevamente los vecino impidieron que la obra se llevara a cabo debido a que atentaba contra los montes de donde se extraía la madera para los astilleros reales.

 

 

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslinea santa_maria_rubalcaba

Localización

La ermita de Santa María la Blanca está ubicada en la ciudad de Rubalcaba en el municipio de Liérganes, Cantabria.

Historia

La ermita de Santa María la Blanca se empezó a construir en el año 1690. El templo esta realizado en su mayoría de mampostería pero su fachada, las pilastras, entablamientos y arcos interiores son de sillería.  La capilla de la epístola se construyo en el año  1706 y la fachada en 1739.

La ermita posee un fuerte estilo barroco, prueba de ello lo podemos apreciar en su magnífica fachada. Este extrañamente está ubicado en las inmediaciones del Puente de Rubalcaba y justo al lado del molino y a orillas del rio.

Observamos en ella un pequeño escudo que dice lo siguiente: «IVXTA AQVAM EXALTATA ECLESIA»  lo cual da a entender seria una justificación por construir este templo a orillas del rio.

El templo posee una sola nave cubierta por una bóveda de medio cañón  además posee dos capillas con bóvedas de crucería estrellada abiertas al crucero. La construcción antigua presenta cubiertas góticas y clasicistas de manera alternada. Siendo la capilla del Evangelio y el crucero poseen bóvedas de crucería gótica mientras que la nave y la cabecera tienen la bóveda de cañón con lunetos y enyesada.

En la fachada podemos observar que se encuentra dividida en dos cuerpos, uno con volutas jónicas en los extremos y ambas con pináculos y espadaña. La fachada queda así rematada por un frontón curvo con peineta central.

Las paredes internas de la ermita están pintadas de blanco con excepción de los sillares mientras que la bóveda nos muestra una letanía colorida dedicada a la Virgen.

La ermita fue fundada en el siglo XVIII por el Capitán General de Nuevo Reino de León (Nueva España), don Francisco de Mier y Torre para facilitarles a los vecinos asistir a misa durante el invierno.

Como dato anecdótico tenemos que los pobladores por años han tenido en conocimiento que el Padre Portones construyo la ermita de Santa María la Blanca; sin embargo la ermita tiene labrada la fecha de 1739, año en el que el Padre tendría pocos años de edad, es por eso que la teoría queda invalidada.

 

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslineapuente_romano_lierganes

Localización

EL Puente Romano está ubicado sobre el cauce del río Miera y comunica los barrios de El Mercadillo y El Calgar en la ciudad de Liérganes, municipio del mismo nombre en Cantabria.

Historia

El Puente Romano fue construido entre 1587 y 1606 por Bartolomé de Hermosa, maestro de cantería. Antiguamente en este mismo lugar había otro puente de la época medieval.

Para la construcción de este puente utilizaron piedra del mismo rio Miera. Una de las características de este puente que a pesar de ser conocido como Puente Romano, no lo es (no es romano).  El puente comunica los barrios de El Mercadillo y El Calgar.

Antiguamente este puente conectaba la comarca con el Camino de Castilla, hacia el Portillo de Lunada. La construcción de este fue parte de la revolución de los transportes producida en la región entre 1585 y 1590. Esta con el fin de hacer que las comunicaciones y caminos sean seguros, permitió que todos los puentes principales de Cantabria hechos en madera se reedificaran en piedra.

Otro asunto interesante que trajo la construcción de dicho puente fue el conflicto entre los pueblos vecinos de Liérganes y Rucandio. Este problema llego hasta la Real Chancillería de Valladolid debido a que Runcadio se negaba a pagar por la construcción del mismo alegando que cada lugar debía hacerse cargo de sus propias obras. El fin del conflicto termino cuando la Real Chancillería de Valladolid determino que Runcadio debía de pagar el 50% del costo de las obras como se había hecho  siempre en estos casos. A pesar de estar solucionado ese conflicto la molestia siguió en el ambiente por lo que en 1612 algunos vecinos fueron encarcelados debido a este tema, mucho tiempo después de finalizada la construcción del puente y del pleito.

El puente Romano es esbelto y de apariencia ligera. Este cuenta con dos arcos de medio punto los cuales no son del mismo tamaño. El puente se encuentra en perfecto estado de conservación y a pesar de las tantas inundaciones en la zona este no ha necesitado mayores trabajos de restauración.

Bajo el puente y a orillas del Miera se encuentra también un molino construido en 1667 que actualmente está dedicado al Museo del Hombre Pez. Este molino estuvo en uso hasta finales del siglo XIX.