Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Torrelavega

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslineatorrelavega

Torrelavega es la capital del municipio del mismo nombre, se encuentra en la Comarca del Besaya, en Cantabria de la cual también es capital. Limita al norte con Suances, Polanco y Santillana del Mar, al este con Piélagos, al sur con San Felices de Buelna, Puente Viesgo y Los Corrales de Buelna y al oeste con Reocín y Cartes.

Este municipio está compuesto por las localidades de Barreda, Campuzano, Dúalez, Ganzo, La Montaña, Sierrapando, Tanos, Torres, Viérnoles y Torrelavega, la capital. De todas ellas, podemos encontrar información más detallada en la sección Pueblos del Municipio de Torrelavega.

Este municipio tiene una población de 55.297 habitantes, de los cuales 28.334 habitan en su capital. Se encuentra situado a 25 metros de altitud y a 24,5 km de Santander. Destacan edificios religiosos como la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la iglesia de la Virgen Grande.

En cuanto a edificios civiles destacan el Palacio de Demetrio Herrero (Ayuntamiento), la Casona de los Condes de Torreanaz (Biblioteca Municipal Gabino Teira), la Casona Calderón o de los Mártires, el Teatro Municipal Concha Espina, el Centro Nacional de Fotografía, la Sala de Exposiciones Mauro Muriedas, la Casa de Cultura, el Parque Manuel Barquín y el Auditorio “Lucio Lázaro”, el Boulevard Ronda y la Feria de Muestras de Cantabria (Antigua Fábrica de la Lechera).

La Plaza Mayor, la Plaza de Abastos, la Plaza de la Llama, la Plaza Baldomero Iglesias, la Plaza González Trevilla y la Avenida de España, el Mercado Nacional de Ganados, la Fuente de Cuatro Caños y numerosas esculturas también son elementos dignos de mención que bien merecen nuestra una visita.

En Torrelavega se celebran las festividades de La Patrona el 15 de Agosto, San Cirpriano el 16 de Septiembre y Las Marzas (último día de Febrero).

Además, en Torrelavega se realizan el Festival de Cortometrajes (en mayo), el Festivales de Teatro Aficionado (en Octubre-Noviembre), El Festival de Teatro de Invierno, la Semana de la Montaña de Torrelavega y la Semana de la Ecología del Barrio Covadonga (en Noviembre).

HISTORIA
En algunos  pueblos del municipio de Torrelavega (Tanos y Viérnoles)  se hallaron útiles del Paleolítico Inferior o Medio, además de yacimientos arqueológicos en el Monte Dobra, todo esto atestigua la presencia humana en esta zona ya desde la prehistoria.

El periodo de romanización no fue muy intenso en este municipio, así lo atestiguan los escasos restos arqueológicos encontrados en la zona. La calzada romana que unía la meseta castellana (Pisorca, Herrera de Pisuerga) con la costa (Portus Blendium, Suances) se cree que tuvo que atravesar territorio torrelaveguense.

La primera referencia escrita sobre este lugar datan de la Edad Media, a finales del siglo XIII se menciona la aldea de la Vega, fundada por Garci Lasso I de la Vega, Adelantado Mayor de Castilla en nombre del rey Alfonso XI.

Su nombre actual, Torrelavega, se obtiene la contracción del epónimo de la torre que mandó construir en la zona Leonor de la Vega para administrar los impuestos y privilegios de sus territorios y del nombre del lugar. Anteriormente las denominaciones del lugar también fueron “Aldea de la Vega”, “La Vega” o  “Corral de la Vega”.

Del siglo XVI al siglo XVIII los Duques del Infantado, los sucesores de la familia de la Vega tenían el poder del municipio. Con el Pleito de los nueve valles, estos obtienen su independencia de los señores del infantado pero no repercute en el municipio de Torrelavega.

En la Edad Moderna perdura el régimen señorial, pero se producirá una transformación en cuanto a la vida económica y administrativa, se liberaliza el comercio colonial y se abren las vías de comunicación. Es entonces, durante el siglo XVII cuando en Torrelavega comienza el desarrollo industrial, se abren fabricas y comercios.

En el año 1853, el descubrimiento del coto minero de zinc de Reocín provoca el progreso económico de la capital de la comarca del Besaya así como la apertura en el año 1898 de la Azucarera Montañesa (trasformada posteriormente en Lechera Montañesa). En 1904 comienzan también las obras de Solvay, una fábrica de producción de sosa cáustica y de gran importancia en el municipio.

De ser una villa agraria de 78 vecinos pasó a ser el segundo núcleo regional tras el desarrollo industrial, esto le supuso obtener el título de Ciudad de la mano de María Cristina de Habsburgo- Lorena (regente del rey Alfonso XIII) en el año 1895.

Tras el periodo de apogeo de la ciudad entre los siglos XIX y XX, se producen sucesivos altibajos en cuanto a la demografía y la economía. La segunda República y la Guerra Civil afectan a la ciudad así como en periodo franquista (en el que se produce cierta represión al ser un núcleo industrial con fuerte presencia sindicalista ). A pesar de esto llegaron empresas a la ciudad como Sniace y La Continental.



Escribe un comentario