Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Qué ver en Santander

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslinea

 

La Casa de los Portilla la encontramos en el pueblo de Maoño, dentro del municipio de Santa Cruz de Bezana, en la comarca de Santander.

Esta casona fue construida durante el siglo XVIII sobre en un pequeño promontorio desde el que se puede apreciar una bonita vista panorámica del pueblo de Maoño y la iglesia de San Vicente. Fue el hogar de la ilustre familia de los Portilla.

Destaca la portalada de acceso a la finca, de austera y a la vez bella factura, con un arco de medio punto con una pilastra decorativa a cada lado. En la parte superior de la portalada, destaca el espacio en blanco en el que debería estar el escudo de armas de la familia. En la esquina superior izquierda podemos apreciar el reloj de sol.

Del edificio de la casa, podemos destacar la doble arcada de medio punto de la primera planta, construida en su totalidad en piedra de sillería y el balcón sobre ménsulas con balaustrada de forja de la segunda planta situado justo encima de los arcos.

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslinea paseo_pereda_castelar_santander

 

El Paseo de Pereda y la Calle Castelar son dos calles consecutivas que conforman el paseo sur junto a la bahía de la ciudad de Santander, capital del municipio del mismo nombre y de la Comunidad Autónoma de Cantabria. Este paseo se encuentra en pleno centro de urbano de la ciudad, cerca de varios importantes enclaves turísticos, como la Catedral de la Asunción. Sus nombres vienen del insigne novelista de Polanco, José María de Pereda, y del presidente de la I República, Emilio Castelar.

Desde finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, Santander asiste a un proceso de gran expansión debido a su transformación paulatina de villa pesquera a ciudad comercial. Las cinco primeras manzanas proyectadas en el Paseo de Pereda quedan terminadas en 1795 y sientan las bases de la modulación urbana que se hará de ahí en adelante.

Tras el parón producido durante la Guerra de Independencia, el proceso de urbanización de reanuda y se construye la sexta manzana, en la que hoy se encuentra el Banco de Santander. Se suceden diferentes construcciones hacia el este de Puertochico y se empieza a perfilar la Calle Castelar y la avenida Reina Victoria, con el claro objetivo de integrar en la ciudad el Barrio de El Sardinero, que tanta importancia estaba ganando en el siglo XIX con el auge de los llamados “baños de ola”.

Todos los edificios del Paseo de Pereda y la Calle Castelar son un fiel reflejo de la época en que fueron construidos. Así, pasamos de la sobria y aséptica racionalidad que podemos ver en las primeras manzanas, a las mayores libertades de arquitectos eclécticos en las últimas.

Estas calles no se vieron afectadas por el gran incendio de la ciudad de 1941, lo que supone que podamos ver a día de hoy, todos los edificios tal y como se construyeron. Destacan el edificio del Banco de Santander, el edificio Siboney, el edificio del Banco Vitalicio y, al final de la Calle Castelar, el Palacio de Festivales de Cantabria, donde se celebran numerosos espectáculos, obras y distintos eventos a lo largo de todo el año.

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslinea palacio_riva_herrera_santander

 

El Palacio de los Riva-Herrera,también conocido por el nombre de Palacio de Pronillo, se encuentra al oeste del centro urbano de la ciudad de Santander, capital del municipio del mismo nombre y capital de Cantabria. Está situado en el barrio de Pronillo,al norte de la Ciudad Jardín, cerca de la Residencia Cantabria y la Facultad de Medicina de la Universidad de Cantabria.

Este palacio del siglo XVI constituye la construcción civil más antigua de la ciudad de Santander, así como uno de los más destacados ejemplos de arquitectura renacentista de Cantabria. La construcción del edificio marcó el punto de partida de una Santander renacentista que a mediados del siglo XVI disfrutaba de un importante crecimiento urbano propiciado por el auge de su puerto y la mejora de sus comunicaciones con la meseta.

La familia Riva-Herrera estaba ligada precisamente a este auge, y en esta época adquiere especial importancia. El linaje de los Riva-Herrera provenía del pueblo de Gajano, situado al otro lado de la bahía. Allí, aún se conserva su torre, la célebre Torre de Gajano.

En el lugar en el que se sitúa el edificio, ya existía una torre medieval de tres pisos, pero es a mediados de este siglo XVI, cuando Fernando de la Riva-Herrera decide remodelarla y construir un palacio más acorde a su condición y con los gustos y necesidades de la época.

Así, se abren ventanales en la torre, se añaden motivos heráldicos, y remates en la cornisa de flameros y gárgolas. A la vez, se adosa a la torre un cuerpo horizontal de dos pisos, con fachada abierta mediante un pórtico con dos arcos rebajados separados por una columna con un bello capitel corintio.

La zona norte de este edificio adosado a la torre, lo constituye una pequeña capilla cubierta por una bóveda de crucería con arcos apuntados apoyados sobre ménsulas y con motivos heráldicos en sus claves.

Para rodear la finca, se alzó una muralla defensiva que se completó con una portalada que tiene por la parte exterior un magnífico escudo de armas de la familia Riva-Herrera y Alvarado y por la parte interior, un original reloj de sol muy deteriorado. Esta muralla forma un patio de armas. A parte, el palacio original contaba con algunas edificaciones secundarias hoy en día desaparecidas.

Ya en el año 1979, el Palacio de los Riva-Herrera fue declarado Bien de Interés Cultural.

Hace poco, entre 2010 y 2012 se llevó a cabo una profunda restauración del inmueble para transformarlo en la sede de la Fundación Santander Creativa, en la que se respetaron las trazas arquitectónicas originales y se incluyeron salas polivalentes, aulas y un gran espacio para exposiciones y eventos. Actualmente se celebran cursos, talleres, exposiciones y toda clase de actividades culturales.

HORARIOS Y PRECIOS

Visitas al jardín y el espacio expositivo:
de lunes a viernes de 10h. a 13h.y de 15h.a 18h

Visitas al palacio guiadas (con cita previa por teléfono): miércoles.

Visitas gratuitas.

Duración de la visita: apróx. 1 h.

Contacto:

Para visitas individuales: 942 203 000.

Para grupos:682 627 918.

E-mail de contacto: info@fundacionsantandercreativa.com

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslinea palacio_mancebo_soto_marina

LOCALIZACIÓN

El Palacio de los Castillo-Mancebo, también conocido como Palacio de Hondal, se encuentra en el pueblo de Soto de la Marina, dentro del término municipal de Santa Cruz de Bezana.

HISTORIA

Se estima que el origen del edificio se remonta a la Edad Media y que pertenecía en el siglo XV a Pedro Sánchez del Castillo. Posteriormente, en el siglo XVII sufrió una reforma.

ARQUITECTURA

Se trata de un conjunto compuesto por dos torres de tres alturas construidas en piedra de mampostería con sillería en vanos y esquinales y un edificio central que une ambas torres, de planta cuadrangular, con dos alturas y cubierta a cuatro aguas.

Bajo la cornisa de cada una de las fachadas principales de las torres podemos encontrar dos escudos perfectamente conservados, uno de ellos con las armas  de Castillo, y el otro con las de Mancebo. Se cree que fueron mandados colocar por Juan Antonio Mancebo en el siglo XVIII.