Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Qué ver en Puente Viesgo

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puente ViesgolineaPalacio de La Busta en Las Presillas

Localización

El Palacio de La Busta está ubicado en el poblado de Las Presillas en Puente Viesgo, Cantabria.

Historia

Este palacio es uno más de los legados de la familia Ceballos siendo construido aproximadamente en el año 1700 por Toribio de Ceballos Neto y su esposa doña Clara de Ceballos Castañeda. Esta está ubicada junto a la casa del cura del lugar don Gutiérrez Díaz de Ceballos, su hermano.

Este edificio es una típica casona de estilo barroco con zaguán de arcadas, balcones volcados con barandas de fierro y escudos en los cortavientos, uno con las armas de Ceballos, Estrada y Vega y otro con las de Río, Quevedo, Castañeda y Argumosa. Se puede ver un escudo más pequeño bajo el alero también perteneciente al de los Ceballos

Al interior, en su planta baja cuenta con una capilla dedicada a San José.

La propiedad está rodeada por una cerca alta de piedra, el pórtico adintelado da acceso a la corralada en donde se pueden apreciar algunas construcciones más pertenecientes al palacio y a la época.

Toda la propiedad se encuentra en mal estado de conservación.

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puente ViesgolineaEl palacio de la Jilguera o La Helguera en Las Presillas

Localización

El palacio de la Jilguera o La Helguera se localiza en el pueblo de Las Presillas, Puente Viesgo, Cantabria.

Historia

El palacio de la Jilguera o La Helguera fuen mandado construir por un miembro de la familia Ceballos que vivía en las indias y el cual nunca llego a vivir en el.

La imponente imagen de Santiago Matamoros se encuentra a un lado del glorioso escudo de los Ceballos.

Don Manuel Isaac de Ceballos, cura de Las Presillas obtuvo y vivió en este palacio a finales del siglo XVIII.

El palacio de la Jilguera o La Helguera ha sido recientemente restaurado.

 

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puente Viesgolinea

Localización

El Yacimiento Arqueológico está ubicado en el monte llamado Campo de las Cercas en la localidad de Hijas, en el municipio de Puente Viesgo en Cantabria.

Historia

La ubicación física del yacimiento fue descubierta por un lugareño mientras que estas ruinas en su carácter de campamento fueron identificadas por E. Peralta y F. Fernández.

Este yacimiento es de origen romano el cual se conserva perfectamente. Las ruinas arqueológicas presentan una forma rectangular alargada y esquinas redondeadas que están compuestos por dos estructuras campamentales, un foso, una muralla y varias puertas en clavícula.

El campamento tiene una extensión de aproximadamente 18 hectáreas. Este campamento presenta diversas técnicas defensivas tales como los sistemas de fosos, puertas en clavícula, trincheras rectilíneas, entre otros. En el lado oeste del campamento se pueden ver con mayor detalle los restos de los fosos y las empalizadas además de algunos cuartos  de mando sobre el promontorio rocoso, pozos y hornos de fundición para las armas.

El material arqueológico encontrado es en su mayoría de metal como monedas, un glande plomo de honda y fíbulas. Los hallazgos arrojan una fecha determinada en el principado de Augusto, entre los años 26 al 19 antes de Cristo.

Se dice que este campamento estaba preparado para albergar dos legiones, más exactamente unos 12 mil hombres.

Este conjunto arqueológico del Campo de las Cercas fue declarado Bien de Interés Cultural en 2002.

Servicios

De propiedad pública, no tienen régimen de visitas.

 

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puente ViesgolineaSantuario de la Virgen de Gracia en Aés

Localización

El Santuario de la Virgen de Gracia se sitúa en el barrio del Hayero en el pueblo de Aés, perteneciente al Munipicio de Puente Viesgo en Cantabria.

Historia

Los estudios nos indican que el Santuario fue construido a finales del siglo XVI. Los materiales que se utilizaron para su construcción son sillería y mampostería, cercos de los vanos y fachada principal con espadaña.

A comienzos del siglo XVII el Santuario sufrió un incendio bastante grande el cual afecto la hospedería de los peregrinos y romeros anexa al mismo. La reconstrucción del Santuario se llevo a cabo en 1664

De base rectangular, con una nave de dos tramos, ábside estrecho y bajo y una sacristía en la cabecera que precede al camarín de la Virgen.

El retablo es de estilo barroco de principios del siglo XVIII del cual destacan las esculturas de San Antonio, San Francisco y San Lorenzo y la Virgen de Gracia coronada por ángeles. Resalta un mecanismo bastante ingenioso para bajar a la Virgen hasta el altar.

Un accidente acontece el 17 de octubre de 1858 cuando la bóveda del altar mayor del Santuario cayó súbitamente sin registrar victimas. Es en el año de 1861 cuando se arregla la bóveda y se blanquea la ermita.

En el año 1864 se realiza una colecta en la ciudad de Sevilla para la restauración del Santuario porque este se encontraba en ruinas. De dicha colecta se reunieron 1326 reales. Las obras estuvieron a cargo de los maestros Pedro de Corbera y Juan de Villegar. Entre los trabajos que se realizaron en dicha ocasión fueron: asegurar los arcos, chapar los altares, pasamanos y torneado del coro, la puerta principal, cerrar el paso del campanario para que no se estropee el tejado, restaurar una ventana baja

Como dato curioso cabe resaltar que los vecinos del pueblo subieron toda la arena y parte de la cal de balde.

El Santuario se cierra al público en el año 1985 para prevenir que ocurriera algún accidente ante el hundimiento de las bóvedas. El alcalde Rafael Lombilla durante su mandato restaura la ermita en el año 1993 con ayuda de la Junta vecinal y vecinos del pueblo

El Ayuntamiento de Puente Viesgo celebra la festividad de Nuestra Señora la Virgen de la Gracia, en el pueblo de Aés el 23 de Mayo.

La tradición comenzó a principios del siglo XVI cuando la Virgen se le apareció a una niña llamada Juana Saiz de Quijano abajo del barrio del  Hayero.

Se dice que durante las fiestas de la Virgen los encargados de los sermones eran jesuitas o franciscanos.