Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Los Corrales de Buelna

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslinea palacio_mansilla_corrales

          El Palacio de los Condes de Mansilla se encuentra en la localidad de Los Corrales de Buelna, capital del municipio del mismo nombre, situado en el corazón de Cantabria.

Esta casona fue erigida en el siglo XVII,reformada en el XIX y declarada Bien de Interés Local en 2001.

Se trata, en realidad, de un conjunto compuesto del propio palacio, de una casa de guardeses, un aljibe y una zona de jardín con variada vegetación. El palacio, además, posee una capilla de estilo barroco en su interior. Todo el conjunto se encuentra rodeado por un muro de piedra de mampostería que incluye una portalada del siglo XVII.

El edificio principal del palacio presenta un cuerpo central de base rectangular con tres alturas y tejado a cuatro aguas, construido en piedra de mampostería con sillería en esquinales y vanos. En el extremo sudoeste destaca la torre de base cuadrada y los balcones de hierro forjado.

En la fachada sur podemos ver dos balconadas de madera divididas en tres partes mediante pilares, sostenidas por un soportal. Podemos ver en el edificio dos escudos, uno situado en la facha norte con las armas de los Ceballos y Rasilla, y otro en el cortavientos lateral de sillería de la zona oeste, con las armas de los Prieto.

La monumental portalada que constituye la entrada principal del palacio, presenta un arco rebajado flanqueado por pares de pilastras lisas. Sus dos cuerpos se encuentran separados por friso y cornisa con resaltos. En el cuerpo superior podemos apreciar el escudo de armas de los Ceballos y Quijano. Remata la portalada una pequeña cornisa con cruz latina y bolas herrerianas.

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslinea iglesia_vicente_corrales

 

LOCALIZACIÓN

La Iglesia de San Vicente Mártir se puede encontrar en la localidad de Los Corrales de Buelna, dentro del municipio del mismo nombre, situado en pleno centro de la comunidad.

HISTORIA

Proyectada en 1908 por el famoso y prolífico arquitecto Leonardo Rucabado, natural de Castro Urdiales, esta iglesia fue terminada por Deogracias Mariano Lastra en 1918, después de la muerte del primero.

En el año 2000, el conjunto formado por la iglesia y el Asilo de San José, situado junto a ésta, fue declarado Bien de Interés Local.

ARQUITECTURA

Se trata de un conjunto arquitectónico compuesto por la Iglesia Parroquial de San Vicente Mártir y lo que en su día fue el Asilo de San José para ancianos.

De estilo ecléctico, inspiración herreriana y asignable a la llamada arquitectura regionalista montañesa, propia de Rucabado, esta iglesia presenta una sola nave rectangular con ábside plano del que sobresalen dos pequeños elementos a cada uno de los lados. En uno de los laterales, se inserta un bello pórtico formado por una serie de columnas de piedra de estilo clásico. Toda la iglesia se encuentra construida en piedra de mampostería, excepto en esquinales y vanos, donde encontramos sillería.

En su exterior podemos destacar la fachada principal, de fuerte carácter monumental y construida enteramente en sillería. En ella encontramos la puerta de ingreso, con arco de medio punto, flanqueada por columnas rematadas por pináculos y sobre la que se sitúa una hornacina coronada por un frontón triangular. Este conjunto se inscribe en un monumental arco de medio punto, rematado a su vez por un enorme frontón triangular rematado con bolas herrerianas.Destaca también la poderosa torre de base cuadrada, con troneras simétricas y coronada por un balconcillo de piedra con balaustrada y bolas.

En su interior, lo más interesante que podemos encontrar es el Cristo de bronce, obra del escultor Victorio Macho que data de 1926, los tres establos barrocos procedentes de Palencia, y la pila bautismal del año 1751.

El Asilo de San José se encuentra junto a la iglesia, una arcada cubierta une ambos edificios. Este inmueble también fue construido a partir de un diseño de Leonardo Rucabado. Se trata de un edificio de dos alturas y planta rectangular. Su cubierta, a dos aguas, está rematada por una espada con hornacina y tímpano rectangular, por unos pináculos, bolas herrerianas y chimeneas. Presenta también un bonito pórtico con arcos escarzanos.

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslineaayuntamiento_corrales_buelna

 

El edificio que desde 1990 es la Casa Consistorial de Los Corrales de Buelna se encuentra en pleno centro de la ciudad, capital del municipio del mismo nombre, en el corazón de la región.

Se trata de un edificio de estilo neotradicionalista construido a principios del siglo XX por los señores de Mazarrasa como su residencia particular.

El inmueble presenta dos volúmenes diferenciados. Un cuerpo de base cuadrangular de dos alturas que imita los palacios montañeses del siglo XVIII, y una torre con forma de prisma de tres plantas, en la que podemos ver un balcón volado en la primera planta y una solana entre cortavientos en lasegunda.

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Puebloslinealos-corrales-de-buelna

Los Corrales de Buelna es la capital del municipio del mismo nombre, se encuentra en la comarca del Besaya, en Cantabria. Limita al norte con Cartes, Cieza y Arenas de Iguña al sur, San Felices de Buelna y Anievas al este y Mazcuerras al oeste.

Este municipio está compuesto por la localidades de Barros, Las Caldas del Besaya, Los Corrales de Buelna, Coo, San Mateo y Somahoz.

Este municipio tiene una población de 11091 habitantes, de los cuales 9105 habitan en su capital. Se encuentra situado a 98 metros de altitud y a 42 km de Santander. Destacan edificios religiosos como la iglesia de San Vicente Mártir o el Santuario de Nuestra Señora de la Cuesta y edificios civiles como El palacio de los Condes de Mansilla, la Casona de José María Quijano o el edificio que acoge la Casa Consistorial (antigua residencia de los señores de Mazarrasa),

En Los Corrales de Buelna se celebran las festividades de San Juan Bautista el 24 de Junio y la Fiesta de Las Guerras Cántabras el primer fin de semana de Septiembre.

HISTORIA
Ya en la prehistoria, entre el periodo Musteriense y la Edad de Bronce, este municipio estuvo poblado. Así lo demuestran los vestigios encontrados en las cuevas de Hornos de la Peña, localizadas en Tarriba y Sovilla, en la zona oriental a los pies del macizo del Monte Dobra.

La presencia romana en el Valle de Buelna ( San Felices y Los Corrales de Buelna), fue importante, de este periodo son los elementos más significativos, las estelas cántabras gigantes que aparecieron en el Monte Dobra y en Barros y Lombera (localidades de Los Corrales de Buelna). También pasaba por la zona oeste del municipio la calzada que pasa por el Monte Fresneda (calzada de los Blendios), la vía más importante de comunicación entre Castilla y Cantabria en estos tiempos.

También ha quedado demostrados que en este periodo hubo acontecimientos bélicos, Las Guerras Cántabras y que por esto se construyeron los castros (defensivos) de la Espina del Gallego y los campamentos militares de Cildá, El Cantón y Campo de las Cercas (este conjunto se distribuye entre los siguientes municipios: Corvera de Toranzo, Anievas, Arenas de Iguña, Molledo, San Felices de Buelna y Puente Viesgo).

Durante la Edad Media, finalizando el siglo X, el Valle de Buelna estaba bajo el dominio señorial de la Abadía de Covarrubias (infantado fundado en el año 978 por los condes de Castilla para su hija Urraca).

En el año 1431, Juan II fundó y asignó el Condado de Buelna a Pero Niño (descendiente de la Casa de la Vega, un importante linaje de La Montaña, su madre era Inés Lasso de la Vega, ama de cría del heredero de la Corona de Castilla) en reconocimiento por sus acciones contra corsarios y la expedición de castigo a Inglaterra en los años 1404 y 1405.

Alfonso Niño, hermano de Pero Niño y abad de Santillana fue quien mandó construir, a finales del siglo XIV, la conocida torre-fortaleza en el barrio de Llano. Su hijo fue quien heredó el título de Conde de Buelna cuando falleció su hermano.

Tras los Niño, se hicieron con el poder señorial del Valle los marqueses de Aguilar, los condes de Castañeda y los duques de Frías hasta comienzos del siglo XIX,cuando se conformó el régimen municipal. En el año 1822 el Valle de Buelna se dividió en dos municipios: San Felices de Buelna y San Mateo (que posteriormente, en el año 1835, pasó a llamarse Los Corrales de Buelna).

En el año 1834 una gran epidemia causó la muerte a la mitad de la población de Los Corrales, pero gracias a la inauguración del tramo Santander-Los Corrales de ferrocarril en 1858 y a personas como José María Quijano Fernández- Hontoria, fundador de la fábrica Forjas de Buelna en el año 1876, el municipio comenzó a desarrollarse.

Otros dos capítulos importantes en el desarrollo del municipio son la creación de las Escuelas Nacionales para niños y para niñas en 1876 y la instalación de la luz eléctrica en 1900.

A lo largo del siglo XX el movimiento obrero ha sido protagonista en varias ocasiones. La más importante en 1975 la protagonizaron los trabajadores de Authi (empresa ya inexistente). Más actual es la protesta de los trabajadores de Trefilerías Quijano en 2004, empresa que también cerró y que hace que la industria en la zona haya decaído un poco en los últimos años.