Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

iglesias en Escalante

Localización

La ermita de San Román se encuentra localizada en el municipio de Escalante en Cantabria.

Historia

La ermita de San Román es una de las construcciones más antiguas de Escalante siendo construida alrededor del año 1200.

La edificación está construida en sillarejo en su mayor parte, usándose sillares en los esquinales, ventanas, puertas, cornisa y arcos. Esta tiene una diferencia de alturas, siendo la nave más alta que la cabecera.

La ermita de estilo romántico y pequeñas dimensiones consta de una sola nave de planta rectangular y una cabecera con un presbiterio profundo que culmina con un ábside semicircular; la edificación no cuenta con contrafuertes algo peculiar para la época.

El techo de la nave es de madera mientras que el presbítero está cubierto con bóveda de cañón ligeramente apuntada y el ábside con bóveda de horno.

La edificación en su exterior cuenta con una serie de canecillos en el área de la cabecera, aquí distinguimos algunas figuras como un pez, un mazo, un caracol o una tortuga, un pájaro, una voluta y algunas figuras anomalísticas más que son difíciles de definir.

Hacia el lado sur se encuentra la portada con un arco de medio punto sobre pilares y cimacios decorados con entrelazos y ajedrezados. Una espadaña con un vano se encuentra hacia los pies de la ermita.

En el muro que da hacia el sur hay una ventana y mechinales para ubicar un pórtico.

En el interior de la ermita de San Román resaltan las dos estatuas – columnas que escoltan el presbítero, una de ellas no muestra a la Virgen y el Niño y la otra a San Benito. Estas piezas parecen haber sido esculpidas en el siglo XIII; los capiteles también muestran gran realce gracias a la decoración de sus grabados con motivos tales como: el descendimiento, matanza de los inocentes, animales y otras figuras.

La ermita aparece en registro oficial desde principio del siglo XVI cuando esta fue escenario de un deslinde de territorios entre Argoños y Escalante.

La iglesia como su nombre lo dice está dedicada a la advocación de San Román. Se cree que esta advocación tiene relación con el monasterio de Santa María de Puerto en Santoña, del que dependería el de San Román.