Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Suances

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Pueblos
linea

la_darsenasuances_cuba-1024x764 (1)

Suances es la capital del municipio del mismo nombre situado en la costa occidental de la comunidad autónoma de Cantabria y se encuentra a 31 km de Santander y a 98 metros de altura.

Es uno de los municipios más bonitos de la comunidad y su situación es privilegiada por la cercanía de Torrelavega o pueblos como Santillana del Mar o Comillas.

Está compuesto por las siguientes poblaciones: Cortiguera, Hinojedo, Ongayo, Puente Avíos y Tagle.

En cuanto a los edificios de los que podemos disfrutar en este núcleo de unos 5066 habitantes encontramos la iglesia parroquial de Nuestra Señora de las Lindes, la capilla del Carmen, la Casa de los Polanco, la Quinta del Amo, la casona de la familia Ferrero, el Colegio San José, el Ayuntamiento o el Castillo de Ceruti, la Capilla Panteón Sovilla y la Casa de la familia Fernández de Caleya.

Esta villa marinera está dotada de preciosas playas de arena fina como son la playa de La Concha, la de Los Locos, la de La Ribera, la de La Riberuca y la de La Tablía y de bonitas vistas de las que disfrutar desde el mirador de la Curva del Río o el mirador de La Cuba.

Celebra las festividades de San Isidro Labrador (el 15 de Mayo), de San Antonio (13 de Junio), del Carmen (el 16 de Julio), de Las Lindes ( el 15 de Agosto) y la fiesta de la Calle 25 de Agosto (el 25 de Agosto).

HISTORIA

Desde el Paleolítico existe en esta zona presencia humana, así lo certifican elementos arqueológicos aparecidos en la Punta del Dichoso, la Cueva de las Brujas y otros emplazamientos del municipio.

En el periodo romano se conocía el lugar como Portus Blendium, por ser la blenda el mineral protagonista del comercio. La principal vía de comunicación, además de la marítima, era la Calzada de los Blendios que comunicaba Julióbriga (Reinosa) con la costa, con el castro del Hierro de La Masera (en Cortiguera). (Conocemos estos datos por una cita de Plinio el Viejo y un itinerario escrito en una tablilla de barro aparecida en Astorga).

En cuanto a la primera referencia escrita sobre este municipio data del año 870, aparece en un documento del Cartulario de Santillana del Mar.  Se cita la villa Suances y la localización en este lugar de algunas basílicas. Posteriormente en los años 1068 y 1230 se hace referencia al puerto de San Martín de la Arena. Hinojedo aparece en escritos en el año 998, Tagle (villa Triclo) en 1021, el concejo de Puente en 1022, el barrio de Avíos en 1023, Ongayo en 1026 y Cortiguera en 1127.

En el siglo XII toma gran importancia en puerto de San Martín de la Arena, donde el volumen de pesca de ballenas y el comercio eran muy importantes, lo gobernaba casi totalmente la Casa de la Vega. Las diferencias mercantiles hicieron que se produjera un ataque por parte de los navíos de Santander. Iñigo López de Mendoza hijo de Leonor Lasso de la Vega y su esposo Diego Hurtado de Mendoza se dedicó a engrosar el patrimonio (poseía el poder del occidente de Cantabria) de los Mendoza y fue nombrado Marqués de Santillana y Conde de Manzanares por Juan II, rey de Castilla. Los Mendoza querían hacerse con el control del comercio entre Castilla y el norte de Europa y para ello establecieron un puerto en Suances, convirtiéndose en competencia directa de los Velasco (con poder en la parte oriental de Cantabria) que poseía el puerto en Santander.

Para proteger el puerto de Suances se construyó en la segunda mitad del siglo XV la torre de San Martín (desaparecida) en la entrada de la ría del mismo nombre. A finales del siglo XV, los Reyes Católicos reconocieron los derechos del puerto de Santander sobre el Abra y el puerto de San Martín, el marqués de Santillana vio frustrada su idea de hacerse con el comercio de la zona.

Medio siglo más tarde, en 1557, a los vecinos de los concejos de Cortiguera, Cuchía, Cudón, Hinojedo, Miengo, Polanco y Suances se les autorizó pescar en alta mar, en el puerto de San Martín y en su ría y canales.

Durante los siglos XVI y XVII la principal fuente de ingresos de la zona eran el comercio y la pesca y los profesionales que se dedicaban a ello conformaron el Cabildo de Mareantes o Hermandad de Pescadores. En el siglo XVII (en el que también se construyó la Defensa de El Torco de Suances) la actividad en la ría desciende debido a la colmatación que se produce en ella.

Suances, no poseía excesivos recursos y en periodos posteriores muchos de sus vecinos se vieron obligados a emigrar a Andalucía y a América hasta el siglo XIX. En 1822 nació el Ayuntamiento de Suances, integrado por Cortiguera, Hinojedo, Ongayo, Puente Avíos y Suances. Esto se modificó por una reordenación en el año 1835 que llevó al nacimiento del Ayuntamiento de Ongayo, compuesto por Cortiguera, Hinojedo, Ongayo, Puente Avíos, Suances, Tagle y Ubiarco (que fue integrado en el ayuntamiento de Santillana del Mar en 1874).

Finalmente la Diputación Provincial en el año 1890 aprobó el cambio de sede y el Ayuntamiento se estableció definitivamente en la villa de Suances en un edificio eclecticista neo-clásico que es idéntico al del pueblo asturiano de Colombres.

El último tercio del siglo XIX se transformó la economía municipal, las razones fueron las siguientes:
Se establece en Hinojedo La Real Compañía Asturiana de Minas, que explotaba minas cercanas a Reocín y construyó un dique de encauzamiento y canalización de la ría San Martín. La apertura de fábricas en el entorno de Torrelavega, como es el caso de Solvay, en el año 1908 y la apertura de la carretera Barreda-Suances (1897). También fue importante la instalación de Balnearios en el entorno de la playa de La Concha y la práctica de los Baños de Ola, que atraían veraneantes en esta época.

De finales del siglo XIX y de principios del siglo XX datan las construcciones más importantes de este municipio, la quinta de Don Jaime del Amo, los colegios de la calle Quintana construidos por Juan José Gómez-Quintana y Susana del Amo.

En la actualidad Suances se ha convertido en uno de los principales destinos turísticos de la región de Cantabria, junto con la industria y la pesca principales fuentes de ingresos del municipio.

FIESTAS SUANCES:
El día 15 de Mayo celebran, San Isidro Labrador.
El día 13 de Junio celebran, San Antonio.
Los días 23 y 24 de Junio celebran, San Juan.
El día 16 de Julio celebran, la Patrona del Municipio, Virgen del Carmen.
El día 15 de Agosto celebran, la Patrona del Pueblo, Virgen de la Lindes.
El día 25 de Agosto celebran, La Fiesta de la Calle 25 de Agosto
San Juanuco
San Pedro
El Corpus Christi
Los Remedios
Santiago
La Virgen de Guadalupe
Virgen del Rosario
San Saturnino

ARTÍCULO SOBRE LAS MARAVILLAS DE SUANCES por nuestro amigo Serafín Fernández Villazón

VÍDEO PROMOCIONAL DE SUANCES

Ubicación: 43°25′ 42″N 4°2′ 37″O
Altitud: 98 msnm
Distancia: 31 km a Santander
Superficie: 24,6 km²
Población: 8451 hab. (2012)
Densidad: 343,54 hab./km²
Código postal: 39340
Alcalde (2011): Andrés Ruiz Moya (PSC- PSOE)
Gentilicio: Suancino/a, Pejino/a

Más información sobre Suances (Texto de Francisco Antolín)

Aunque es indudable la presencia humana en la actual capital del Ayuntamiento desde época prehistórica, podemos considerar como jalón inicial del transcurso de la Historia del Municipio la invasión romana, cuando aquel imperio tomó el enclave portuario de Suances como hito desde el cual partía una de las vías de penetración hacia el interior de Cantabria a través de la cuenca del río Besaya. Son muchos los historiadores que sitúan en Suances el “Portus Blendium” romano, que unía el mar con Amaya para reforzar el ataque contra el pueblo cántabro y, complementariamente, para mejorar el suministro de víveres y tropas al ejército invasor ubicado en la zona de la actual provincia de Palencia. Durante los años sesenta en el barrio de la Jerra se localizaron monedas y un pavimento romano y al sur de la iglesia se encontraron abundantes fragmentos de tégulas así como “terra sigillata” que es una expresión latina que significa “tierra sellada”, referida a un característico tipo de cerámica romana de color rojo brillante. Entre las fuentes romanas de donde extraer información sobre las guerras cántabras, aunque sea manera sesgada, se encuentran los escritos de Estrabón, Dion Casio, Floro y Orosio quien, en un fragmento del año 25 a. C., dice: “…Tras largo tiempo agotando en balde a su ejército…” (el autor se refiere las guerrillas cántabras) “…y poniéndolo en peligro muchas veces, finalmente ordena…” (el autor hace referencia al mando militar romano) “…que la flota se acerque por mar desde el Golfo Aquitánico…” (sur de Francia) “…y desembarque tropas…”. Esto es, debido al valor y arrojo de l@s cántabr@s el imperio decide, de una vez por todas, dar un golpe fuerte y certero atacando por la retaguardia, es decir, por la costa.
Posteriormente, ya entrada la Edad Media, se redacta el documento escrito más antiguo que se conserva, procedente de la Abadía de Santillana y que corresponde al 28 de mayo del año 870. Hace referencia a la donación que el presbítero Iames hace de sus bienes en Suances a favor de la citada abadía. Tales bienes consistían en las basílicas “in villa que dicunt SUANCIES”, de San Salvador, San Martín, y otras, así como animales, casas, hórreos, viñas y pumares. En 1107 cofrades de Suances están presentes en la fundación del Monasterio de Santo Domingo de la Barquera, en Cortiguera.
Al año 1230 corresponde otra referencia precisa del “Portus Sancti Martini de Arena” que producía ciertos derechos derivados de la pesca de la ballena y otras especies que correspondían a la Abadía de Santillana.
La importancia económica que el puerto de Suances había adquirido suscitaría el deseo de su control por parte de la Casa de la Vega, y así se pone de manifiesto en un documento de 21 de junio del año 1400 por el que conocemos cómo, ya en esta fecha, se está construyendo la torre-fortaleza a la entrada del pueblo. La Abadía de Santillana reclama por considerar que dichos términos son suyos pero que, sin embargo, Diego González de Barreda por la fuerza y contra la voluntad de la abadía construye un palacio-casa, una torre (en el puerto, en ruinas) y otros edificios. Ese Diego González responderá que la construye por orden del Almirante Diego Hurtado de Mendoza, es decir, por orden del marido, precisamente, de Leonor de la Vega, titular del señorío de la Casa del mismo nombre. Es curioso como estos problemas entre la Casa de la Vega y la Abadía de Santillana comenzarían a mitigarse a través de un compromiso mutuo mediante el cual la abadía cedía sus derechos a cambio de ciertas rentas y posesiones que la Casa de la Vega tenía en Ongayo e Hinojedo, con la condición de que la Casa de la Vega no vendiera el puerto a la villa de Santander. Sería precisamente ésta la que, argumentando tener privilegios, intentaría una y otra vez hacerse con el control del puerto de Suances, cuestión ésta a la que se opuso contundentemente la población del pueblo, incluso con las armas en la mano.
Suances gozó de algunos privilegios a lo largo de la Historia que fueron importantes para su desarrollo. Así en 1645 obtuvo el Privilegio de Cestería, que permitía confeccionar en exclusiva las cestas en las que se transportaba el pescado escabechado, salado y fresco hacia los mercados de Castilla. Junto a las actividades económicas de carácter pesquero (circunscrito generalmente al tiempo de la costera) y comercial, la base económica del concejo durante varios siglos residía en el cultivo de cereales, la viña y la ganadería.
Del siglo XVII es el importante enclave conocido como “el Torco” situado en la Punta del Dichoso, junto al actual faro. Son unas antiguas defensas costeras que dominaban la entrada a la Ría de San Martín de la Arena. Se encuentra rodeado de un muro de piedra. Desde este bastión se divisa la gran ensenada de Suances, la playa de la Concha, la isla de los Conejos y otros pequeños islotes, la Punta del Cuerno, la playa de Marzán en Cuchía, y la Ría de San Martín. Durante la Guerra de la Independencia el Torco acogió soldados franceses. La localidad debió de desempeñar un papel importante en la lucha contra este otro ejército invasor. Durante este trágico conflicto bélico entre España y Francia, existían Ayudantes de Marina del Comandante Jefe del tercio naval de la antigua Provincia de Santander, uno de ellos estaba en Suances. Por otra parte, en el ámbito sanitario de este conflicto bélico, como zonas agregadas al Hospital de San Rafael en Santander, se determina que zonas auxiliares serán: Suances, San Vicente de la Barquera y Castro Urdiales (Decreto de Cortes de 23 de junio de 1813). En enero de 1814 Cantabria se había librado de la ocupación napoleónica.
Suances pasa en el año 1835 a configurar, junto a otros antiguos concejos, el Ayuntamiento Constitucional de Ongayo, pero adquiere en 1890 la capitalidad, fijando en él su sede el nuevo Ayuntamiento de Suances.

ANEXO.
No hubiera sido posible localizar toda la información desarrollada, de una manera tan accesible, sin el gran trabajo que D. Javier Ortiz Real plasmó en su obra “SUANCES PUEBLO A PUEBLO – Estudio histórico”, editado por el Excmo. Ayuntamiento de Suances en 1990, y sin la maravillosa variedad bibliográfica existente en la Biblioteca Municipal “Elena Soriano”.

BIBLIOGRAFÍA: “SUANCES PUEBLO A PUEBLO” (Autor: Javier Ortiz Real).
REFERENCIAS: CENTRO DE ESTUDIOS MONTAÑESES (1982), GRAN ENCICLOPEDIA DE CANTABRIA, WEB “VIAJAR POR CANTABRIA”.



9 comentarios em Suances

  1. […] de semana, o una semana, o un mes o para toda la vida. Villas de larga tradición marinera, como Suances y sus famosas playas como la Playa de los Locos; Comillas y sus monumentos históricos e imponentes […]

  2. […] está la marca del indiano. Destacaremos por su belleza las casonas de indianos  como las de Suances, Santoña o Castro […]

  3. […] un poco mas de Cantabria nos encontramos quizá en su capital, Suances, entonces tomamos el mapa y decidimos viajar hacia el oeste y no mucho mas allá de de 26 […]

  4. […] de ultramar; la Ciudad de Santander, donde perderse por sus calles es siempre un placer; Suances, una de las villas marineras cántabras que aún conservan su tradición marinera y donde […]

  5. […] Suances en el aspecto religioso tiene dos construcciones que no debe obviar en su visita.;  La ermita del Carmen y el convento de Santo Domingo. El convento de Santo Domingo se encuentra construido sobre un yacimiento arqueológico, los expertos suponen que esta está construida sobre la iglesia medieval de Santo Domingo de la Barquería. […]

  6. […] Suances en el aspecto religioso tiene dos construcciones que no debe obviar en su visita.; La ermita del Carmen y el convento de Santo Domingo. El convento de Santo Domingo se encuentra construido sobre un yacimiento arqueológico, los expertos suponen que esta está construida sobre la iglesia medieval de Santo Domingo de la Barquería. […]

  7. […] nuestras ganas de conocer un poco mas de Cantabria. Vamos a echarle un vistazo a lo que Santander, Suances o mejor toda la provincia nos tiene que […]

  8. […] nuestras ganas de conocer un poco mas de Cantabria. Vamos a echarle un vistazo a lo que Santander, Suances o mejor toda la provincia nos tiene que […]

  9. […] nuestras ganas de conocer un poco mas de Cantabria. Vamos a echarle un vistazo a lo que Santander, Suances o mejor toda la provincia nos tiene que […]


Escribe un comentario