Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

San Felices de Buelna

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Pueblos
linea
Torre de Pero Niño

Rivero es la capital del municipio de San Felices de Buelna, se encuentra en la comarca del Besaya, en Cantabria. Limita al norte con Torrelavega y Cartes, al sur con Anievas, al este con Corvera de Toranzo y Puente Viesgo y al oeste con Los Corrales de Buelna. Su desarrollo, como en otros muchos pueblos de esta comarca, se debe a la proximidad Torrelavega, ciudad en la que el desarrollo industrial ha sido muy importante.

Este municipio está compuesto por la localidades de La Bárcena, Jaín, Llano, Mata, Posajo Penías, Rivero, Sopenilla y Sovilla.

Este municipio tiene una población de 2309 habitantes, de los cuales 403 habitan en su capital. Se encuentra situado a 110 metros de altitud y a 38 km de Santander. Podemos visitar la iglesia de San Félix o las zonas arqueológicas conocida como Conjunto Arqueológico formado por los Yacimientos de la Espina del Gallego, Cildá, el Cantón y Campo de las Cercas que se desarrolla en parte en este municipio.

En Rivero se celebran las festividades de San Félix, a finales de Mayo.

HISTORIA
Ya en la prehistoria, entre el periodo Musteriense y la Edad de Bronce, este municipio estuvo poblado. Así lo demuestran los vestigios encontrados en las cuevas de Hornos de la Peña, localizadas en Tarriba y Sovilla, en la zona oriental a los pies del macizo del Monte Dobra.

La presencia romana en el Valle de Buelna ( San Felices y Los Corrales de Buelna), fue importante, de este periodo son los elementos más significativos, las estelas cántabras gigantes que aparecieron en el Monte Dobra y en Barros y Lombera (localidades de Los Corrales de Buelna). También pasaba por la zona oeste del municipio la calzada que pasa por el monte Fresneda (calzada de los Blendios), la vía más importante de comunicación entre Castilla y Cantabria en estos tiempos.

También ha quedado demostrados que en este periodo hubo acontecimientos bélicos, Las Guerras Cántabras y que por esto se construyeron los castros (defensivos) de la Espina del Gallego y los campamentos militares de Cildá, El Cantón y Campo de las Cercas (este conjunto se distribuye entre los siguientes municipios: Corvera de Toranzo, Anievas, Arenas de Iguña, Molledo, San Felices de Buelna y Puente Viesgo).

Durante la Edad Media, finalizando el siglo X, el Valle de Buelna estaba bajo el dominio señorial de la Abadía de Covarrubias (infantado fundado en el año 978 por los condes de Castilla para su hija Urraca).

En el año 1431, Juan II fundó y asignó el Condado de Buelna a Pero Niño (descendiente de la Casa de la Vega, un importante linaje de La Montaña, su madre era Inés Lasso de la Vega, ama de cría del heredero de la Corona de Castilla) en reconocimiento por sus acciones contra corsarios y la expedición de castigo a Inglaterra en los años 1404 y 1405.

Alfonso Niño, hermano de Pero Niño y abad de Santillana fue quien mandó construir, a finales del siglo XIV, la conocida torre-fortaleza en el barrio de Llano. Su hijo fue quien heredó el título de Conde de Buelna cuando falleció su hermano.

Tras los Niño, se hicieron con el poder señorial del Valle los marqueses de Aguilar, los condes de Castañeda y los duques de Frías hasta comienzos del siglo XIX,cuando se conformó el régimen municipal. En el año 1822 el Valle de Buelna se dividió en dos municipios: San Felices de Buelna y San Mateo (que posteriormente, en el año 1835, pasó a llamarse Los Corrales de Buelna).



Escribe un comentario