Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Ribamontán al Mar

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    PuebloslineaRibamontán al Mar

LOCALIZACIÓN
El municipio de Ribamontán al Mar, se encuentra en la comarca de Transmiera, en Cantabria. Limita con el mar Cantábrico (al norte y oeste), Ribamontán al Monte y Marina de Cudeyo (al sur) y Bareyo (al este) y su capital es Carriazo.

Este municipio surge por la disgregación de la Junta de Ribamontán en dos municipios: Ribamontán al Monte y Ribamontán al Mar. Y como dato importante, debemos saber que, en el año 2012 se convirtió en el primer municipio de España y el segundo de Europa en ser declarado Reserva Natural del Surf.

Este municipio está compuesto por la localidades de Carriazo, Castanedo, Galizano, Langre, Loredo, Somo y Suesa.

Carriazo tiene una población de 197 habitantes y se encuentra situado a 50 metros de altitud y a 34,5 km de Santander, junto al arroyo río Herrera. Lo componen los barrios de Andinas, Calobro, La Callejuela, La Garmilla, La Mies y San Martín

En esta localidad podemos disfrutar de la Casona Solariega y Capilla de la Familia de La Roza, de la iglesia de San Martín o de la ermita de San Antonio.

En Carriazo se celebran las festividades de San Roque y San Roquín el 16 y 17 de Agosto y San Martín el 11 de Noviembre.

HISTORIA
Numerosos son los elementos encontrados en el municipio y en el entorno para poder afirman que los primero pobladores de Ribamontán al Mar datan de épocas de la prehistoria. En Somo y Galizano aparecieron objetos del Paleolítico Inferior, también aparecieron yacimientos en los pinares de Loredo y en el municipio vecino, Ribamontán al Mar, se sitúa la cueva pañeolítica de la Garma, uno de los yacimientos más importantes de Europa por su conservación.

También aparecieron vestigios en la costa, en la línea de acantilados que unen Langre y la punta Cucacabrera. En esta zona abundaba un mineral, el silex, que era el que utilizaban los hombre de estos periodos para preparan y tallar herramientas.

En cuanto a la presencia romana en la zona es dudosa, se han encontrado restos de lo pudo ser un pequeño poblado romano en la localidad de Galizano, también cabe la posibilidad, no es seguro, que el origen de las localidades de Carriazo y Suesa pertenezcan a esta época, transcurría por ellos un ramal secundario de la Via Agripa que finalizaba en el embarcadero de Somo. Tras este periodo de débil romanización, los pueblos cántabros se asentaron en la zona hasta el final de la monarquía visigoda.

Entre los soglos VIII y X estos territorios de la comarca del Trasmiera, como otros tantos de Cantabria, la presencia de humanos era muy escasa, esto llevó al rey Alfonso I de Asturias, duque de Cantabria, a llevar a cabo un gran periodo de repoblación.

Las primeras referencias escritas de este municipio la encontramos en el año 927, se hace referencia a un juicio que preside el Conde Munnio Muñoz en Carriazo, posteriormente, en 1068 aparecen referencias a la Virgen de Latas, en 1075 Suesa aparece en el Cartulario de la Abadía del Puerto de Santoña por la cesión de unos terrenos y en el año 1352 aparecen en el Becerro de Behetrías Carriazo, Castanedo y Galizano, todas dependientes de la Casa de Agüero.

En este periodo, los concejos de Anero, Carriazo, Castanedo, Cubas, Galizano, Langre, Las Pilas, Liermo, Latas (Somo y Loredo), Omoño, Pontones, Suesa, Valle de Hoz y Villaverde se organizaron y conformaron la Junta de Ribamontán. Esta junta es una de las cinco pertenecientes a la Merindad de Trasmiera (con capital en Hoz) y estuvo integrada en el Corregimiento de las Cuatro Villas de la Coste del Mar.

En el siglo XIII, por orden de la realeza se delimita la Junta de Ribamontán y se constituye como una jurisdicción singular de la Merindad de Trasmiera. El rey estaba representado por un merino y en Hoz de Anero se reunían las Juntas de Cudeyo, Ribamontá, Siete Villas, Cesto y Voto. Años después los merinos eran elegidos por las familias de la comarca.

En el siglo XVIII la Junta de dividió en los municipios de Anero (desde mediado el siglo XIX tomo el nombre de Ribamontán al Monte) y Ribamontán al Mar (que ha mantenido el nombre).

Ribamontán al Mar se constituyó como ayuntamiento independiente en el año 1822. En un principio formaba parte del partido judicial de Liérganes, en 1835 pasó al de Entrambasaguas, el 1885 al de Santoña, en 1965 al de Santander y definitivamente en 1992 pasó a formar parte del partido judicial de Santoña.

Actualmente es uno de los destinos favoritos de los turista que se acercan a la costa cántabrica, por sus buenas comunicaciones, sus excelentes playas y sus bellos paisajes.

El Camino de Santiago por la costa pasa por la localidades de Galizano y Somo y desde aquí embarcaban hacia Santander. Visitamos en este tramo de ruta las iglesias de Nuestra Señora de la Asunción de Galizano, la de San Salvador de Castanedo, la de Santa Eulalia de Suesa y el Santuario de Santa María de Latas.



Escribe un comentario