Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com

Colindres

linea2
Qué hacer     Qué ver     Restaurantes    Alojamientos    Pueblos
lineacolindres

El municipio de Colindres se encuentra en la comarca Costa Oriental, en Cantabria, en la desembocadura del río Asón. Limita al norte y este con Laredo, al sur con Limpias y al oeste con Treto.

Colindres tiene 8140 habitantes y se encuentra situado a 10 metros de altitud y a 46 km de Santander. Está compuesto por una única localidad y se divide en dos zonas, divididas por la Autovía del cantábrico: Colindres de arriba (casco antiguo) y Colindres de abajo (zona más moderna).

Colindres de arriba comprende los barrios de San Roque, Santibáñez, Edino, Peralada, Rocillo, Santolaja, Puertas, Cortinas (barrio anterior a Viar conocido también como el barrio La Torre) y Viar (un collado de 100 pies de alto conocido en la actualidad como “Gurugú”, en este barrio estaba la Torre del Condestable y en la antigüedad una mina de hierro).

En esta zona podemos ver numerosas casas con mucha historia como son: el Palacio-Torre del Infantado o Condestable, ya citada, la Casona de los Agüero, la Casa Gil de la Redonda, la Casa del Mazo, la Casa de Villota o de los Cachupines, la Casa de Valle o de los Hoyo, la casa de los Bolibar, la casa de los Morí, la Casa Serna (actualmente en ruinas), la Casa de la familia Puerta.

En cuanto a edificios religiosos tiene relevancia la iglesia de San Juan Bautista edificada sobre el monasterio San Juan y San Jorge y la ermita de San Roque. También tiene gran importancia el monumento en la Plaza del Quinto Centenario.

Colindres de abajo está construido en una antigua zona de arenales y marisma que se ha ido rellenando de manera natural con sedimentos del río Asón y desecando las marismas. En esta zona podemos contemplar el puerto moderno, el paseo marítimo y construcciones de indianos, la Casa Solariega de los Capitanes, el ayuntamiento, el templete de la antigua banda municipal o la iglesia del Carmen. También podemos ver la Plaza del Quinto Centenario, los monumentos a fray Pablo y al pescador, el parque de Riego y el conocido Puente de Treto.

Colindres celebra la festividad de San Juan Bautista el día 23 de Junio, Nuestra Señora del Carmen el 16 de Julio y Santiago Apóstol y San Ginés el 25 de Julio.

HISTORIA
En el municipio de Colindres se han encontrado unos dólmenes que evidencian que estuvo habitada en el Neolítico, en la prehistoria.

En el año 26 a.C., en esta zona se cree que hubo un asentamiento romano, desde esta zona, se contemplaba “Collado Lindo” nombre que le daban los romanos en las guerras cántabras y del que supuestamente procede el nombre de la villa (Colindres).

En cuanto a la referencia escrita más antigua de este municipio data de la Alta Edad Media, se encuentra en el Cartulario de Santa María del Puerto y se refiere al “concejo de hombres buenos” de la villa de Colindres. En 1040 aparece Lope Velasco (señor de Colindres) como testigo en la carta de arras del Rey de Navarra, García III y su esposa Estefanía. Colindres en esta época era una villa en el que destacaba el poder señorial. Posteriormente, en 1085 se hace referencia a la donación del monasterio de San Jorge y San Juan al monasterio de Santa María del Puerto en Santoña.

En el año 1399, el rey Enrique III tiene que mantener una guerra con Portugal. Esto le lleva a endeudarse e intenta vender Colindres, Limpias y Balmaseda a su camarero mayor, el señor de Velasco. La villa pagó la mitad de la deuda del rey para evitar pertenecer a la casa de los Velasco y se anexionó al Señorío de Vizcaya (posesión del rey Enrique III), el rey les premió por su ayuda y los eximió del pago de impuestos.
Esta exención de impuestos y el beneficio de los fueros de este señorío permaneció vigente hasta el año 1822, cuando se crearon los ayuntamientos constitucionales.

En el año 1615 la realeza se hizo con los astilleros de Falgote (mediante el acuerdo de Felipe III y la Hermandad de las Cuatro Villas) uno de los más importantes de la industria naval cántabra junto con Astillero y Guarnizo. En estas instalaciones se construyeron 30 galeones, capitanas y almirantas, de entre las que destaca “La Pinta”, una de las naves que llegó a América en la expedición de Cristóbal Colón.

En Colindres la vida se organizaba entorno al mayorazgo, el primogénito heredaba las tierras y la casa (y no lo podía vender) y daba cobijo a sus antecesores y hermanas, el segundo hijo se dedicaba al sacerdocio y el tercero al ejército, los posteriores iban a las indias. El mayorazgo que mayor poder alcanzó en la villa fue el de Alvarado.

En la actualidad, el municipio que ha experimentado un fuerte impulso económico y poblacional gracias a su actividad fabril vinculada a empresas de carácter conservero, náutico, pesquero o minoristas.



Escribe un comentario