Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com


Localización

La Casa y Capilla de los Condes de Torrehermosa está ubicado en el pueblo de Hoznayo en el municipio de Entrambasaguas.

Historia

La Casa y Capilla de los Condes de Torrehermosa fue levantada hacia la segunda mitad del siglo XVII y mandada a construir por Don Juan de Acebedo, abogado de los Reales Consejos, corregidor de la villa de Ágreda y sobrino de los arzobispos Acebedo.

La fachada de la casona ostenta sobre la puerta principal un escudo de armas de la familia Acebedo Muñoz.

La capilla se termino de construir hacia 1681, fue diseñada por Francisco del Monte, Pedro de la Serna Campo, José de la Torre, Vernardo de la Lastra y José de la Haza Peredo bajo el estilo moderno traído del nuevo mundo y que estaba de moda por aquellos años.

La capilla también luce un escudo con las armas de Acebedo Muñoz.

En el interior de la capilla podemos observar un hermoso retablo churrigueresco fechado en 1720 y mandado a tallar por Don Manuel Antonio Acebedo Ibáñez y Riva Herrera.

Hacia principios del siglo XIX se vende el complejo del conde de Torrehermosa; Don Gaspar Zunzunegui compra la propiedad y la transforma en las escuelas de Hoznayo dejándolas bajo la administración de las Hijas de San Vicente de Paul.

 

 

Localización

La Ermita de San Miguel de Elechino se encuentra ubicada en la localidad de Entrambasaguas en el municipio del mismo nombre.

Historia

La Ermita de San Miguel de Elechino fue construida entre los siglos XV y XVI con sillarejo y sillares en las esquinas, vanos y arcos. El templo esta construido bajo el estilo gótico.

En la capilla mayor el templo aloja un retablo de estilo renacentista que está fechado a finales del siglo XVI. Este está adornado con una hermosa e interesante imaginería.

Localización

La Ermita de Jesús del Monte se encuentra ubicada en la localidad de Praves en el municipio de Hazas de Cesto.

Historia

La Ermita de Jesús del Monte fue construida en 1941. Este edificio es una buena representación de la arquitectura post guerra.

De planta cuadrada que presenta la misma disposición en sus cuatro caras que lucen sillares en las esquinas, paredes blanqueadas adornadas en la parte superior con frontones curvos y rematados con volutas, elementos característicos del barroco español.

El acceso principal se realiza a través de una puerta de madera con orejeras. La fachada presenta como detalle particular un Cristo de piedra hecho por el artista José Villalobos en el año 1950 3en conmemoración a los muertos que encontraron su fin en esa zona durante la Guerra Civil.

En el interior observaremos una cabecera poligonal encalada en su totalidad cubierta con una compleja bóveda de crucería de nervios cruceros, terceletes y ligaduras que se apoyan las ménsulas en el muro. Un detalle que resalta son los sillares de los nervios de la bóveda.

Dando acceso a la nave hay un arco toral de medio punto de sillería hasta la altura del muro siendo el resto de sillarejo. La nave está cubierta por bóveda de crucería de nervios cruceros, terceletes, ligaduras y combados. A cada lado de esta se abre un óculo para dar paso a la luz.