Síguenos en Facebook: ViajarPorCantabria.com


Localización

El yacimiento El Cantón está ubicado en un pasaje que lleva el mismo nombre en el monte llamado Cotera Redonda entre las localidades de Arenas de Iguña y Molledoen San Felices de Buelna

Historia

Este se encuentra a poco más de dos kilómetros de los yacimientos de La Espina del Gallego y Cildá. Comparados con los dos que acabamos de mencionar El Cantón cuenta con una superficie menor.

EL Cantón cuenta con una superficie circular de aproximadamente una hectárea. Esta cuenta con una estructura defensiva que la conforma un agger de tierra y piedra suelta y un foso delante de él.

Un detalle interesante con las dos puertas de clavícula encontradas dentro de este campamento romano. También se hallaron de materiales metálicos, así como molinos

El yacimiento fue atravesado por una pista cortafuegos que divide en dos la superficie del campamento, esto marca el límite de la replantación de pinos que ocupa una tercera parte del campamento.

Este campamento fue catalogado como campamento romano que formo parte de las guerras Cántabras fechadas entre los años 29 al 19 antes de Cristo. Los estudios principales realizados en esta área fueron dirigidos por el arqueólogo santanderino Eduardo Peralta Labrador

EL Cantón fue declarado como Bien de Interés Cultural de Cantabria, con la Categoría de Zona Arqueológica declarado por Decreto el 6 de junio del 2002.

Servicios

Estos yacimientos se pueden visitar por el público en general.

Localización

El Conjunto Arqueológico Cildá está localizado en el monte Cildá en parte dentro del municipio de San Felices de Buelna en Cantabria.

Historia

La fecha en la que están catalogados estos yacimientos arqueológicos en entre los años 29 al 19 antes de Cristo durante las llamadas Guerras Cántabras. Esto consta dentro de los estudios que realizo Eduardo Peralta Labrador, quien fue uno de los primeros en estudiar con detenimiento dichos conjuntos arqueológicos.

En este yacimiento se encontraron diversas estructuras defensivas con un cierto grado de complejidad edificadas por los romanos. Estos campamentos tienen una forma rectangular irregular, esto debido a la irregularidad del terreno de montaña.

En esta estructura se descubrieron líneas defensivas de terraplenes y fosos de tierra en una superficie de aproximadamente 22 hectáreas siendo el centro principal del campamento de más o menos 5 hectáreas. Dentro de este yacimiento también podemos observar caminos empedrados correspondientes a la vía praetoria y a la vía principalis.

También existen estructuras de tipo barracón en el área central, posibles plataformas para armamento, puertas en clavícula, estructuras tumuliformes y materiales arqueológicos de metal característicos de la milicia romana.

El Conjunto Arqueológico Cildá fue declarado Bien de Interés Cultural de Cantabria, con la Categoría de Zona Arqueológica declarado por Decreto el 6 de junio del 2002.

Servicios

El yacimiento está abierto al público en general.

ermita-de-san-jose-en-lierganes

Localización

La Ermita de San José está ubicada en el Barrio de La Vega dentro de la ciudad de Liérganes en el municipio del mismo nombre en Cantabria.

Historia

La Ermita de San José fue construida en el año 1882 en memoria de José Labín, Canónigo de la Catedral de Santiago de Compostela.

El motivo de la construcción de La Ermita de San José fue para albergar una reliquia del Apóstol Santiago, esta le fue regalada a José Labín tras el descubrimiento de los restos del Santo.

Físicamente podemos notar que el templo tiene la forma de un cubo con una cúpula sobre el mismo. La fachada está hecha en sillería y es de orden jónico bastante estilizado.

Sobre el dintel se lee:

PORTAE INFERI

NON PRAEVALEBUNT

ADVERSUS EAM

“No prevalecerán contra mí las puertas del infierno”

En el interior del templo observamos que más bien tiene forma de cruz griega en cuya cúpula de doble sección con linterna y bóvedas de caños

Servicios

La Ermita de San José se puede visitar libremente y de forma gratuita dependiendo los horarios de la misma.

 

puente-romano-lierganes

Localización

EL Puente Romano está ubicado sobre el cauce del río Miera y comunica los barrios de El Mercadillo y El Calgar en la ciudad de Liérganes, municipio del mismo nombre en Cantabria.

Historia

El Puente Romano fue construido entre 1587 y 1606 por Bartolomé de Hermosa, maestro de cantería. Antiguamente en este mismo lugar había otro puente de la época medieval.

Para la construcción de este puente utilizaron piedra del mismo rio Miera. Una de las características de este puente que a pesar de ser conocido como Puente Romano, no lo es (no es romano).  El puente comunica los barrios de El Mercadillo y El Calgar.

Antiguamente este puente conectaba la comarca con el Camino de Castilla, hacia el Portillo de Lunada. La construcción de este fue parte de la revolución de los transportes producida en la región entre 1585 y 1590. Esta con el fin de hacer que las comunicaciones y caminos sean seguros, permitió que todos los puentes principales de Cantabria hechos en madera se reedificaran en piedra.

Otro asunto interesante que trajo la construcción de dicho puente fue el conflicto entre los pueblos vecinos de Liérganes y Rucandio. Este problema llego hasta la Real Chancillería de Valladolid debido a que Runcadio se negaba a pagar por la construcción del mismo alegando que cada lugar debía hacerse cargo de sus propias obras. El fin del conflicto termino cuando la Real Chancillería de Valladolid determino que Runcadio debía de pagar el 50% del costo de las obras como se había hecho  siempre en estos casos. A pesar de estar solucionado ese conflicto la molestia siguió en el ambiente por lo que en 1612 algunos vecinos fueron encarcelados debido a este tema, mucho tiempo después de finalizada la construcción del puente y del pleito.

El puente Romano es esbelto y de apariencia ligera. Este cuenta con dos arcos de medio punto los cuales no son del mismo tamaño. El puente se encuentra en perfecto estado de conservación y a pesar de las tantas inundaciones en la zona este no ha necesitado mayores trabajos de restauración.

Bajo el puente y a orillas del Miera se encuentra también un molino construido en 1667 que actualmente está dedicado al Museo del Hombre Pez. Este molino estuvo en uso hasta finales del siglo XIX.